Batman Dark Knight (parte 1)

Pasado el furor del estreno se puede comenzar a opinar con mas calma, acerca de la película que ha marcado el género de los superheroes.

Tal vez sea la persona menos indicada para escribir este artículo, ya que el amor que siento por Batman no tiene límite y se expande a todas las versiones del personaje. Cómic, caricaturas, películas, juguetes… Si es Batman, tiene un lugar especial en mi corazón. De hecho creo ser una de las pocas personas en el mundo, sino la única, que encuentra cosas buenas en la película “Batman y Robin” incluyendo a Joel Schumacher. Esta pasión por el personaje empezó cuando tenía 3 o 4 años, un tío me regalo un cómic de Batman y con eso basto. El impacto fue instantáneo y fulminante. Desde ese momento he sido incapaz de ser objetivo en todo lo que respecta a Batman, así que perdonen mi carencia de imparcialidad.

Por siete largos años escuchamos rumores variados del regreso de Batman al cine, después de la muerte de la franquicia a manos de Joel Schumacher y su oda al exceso “Batman y Robin”, pero solo fueron eso, rumores. Hasta que finalmente Warner Bros. confirmó a Christopher Nolan como el encargado del re-inicio de la serie filmografica del hombre murciélago, con Christian Bale como el personaje principal. Con gran anticipación espere la primera entrega de este Batí-Equipo, “Batman Inicia” Conociendo el trabajo del director y del guionista, David S. Goyer, supuse que seria buena, pero nada me podía preparar para la maravilla que presencie. Tuvieron una perfecta comprensión de lo que es Batman. Un héroe trágico, que entrena su cuerpo y su mente para ser un guerrero perfecto, para así vencer sus miedos y prevenir que alguien mas sufra lo que el sufrió. Justicia, no venganza, es por lo que pelea Bruce Wayne. Muchos fans debaten que la película no adapto fielmente el origen de los cómics, pero lo que si adapta es la esencia del personaje y para mí eso es mas que suficiente.

Pero tan excepcional como es “Batman Inicia”, palidece en comparación a “Batman: El Caballero de la Noche”. Todo lo visto en la primera entrega se encuentra aquí con un elemento más. No es una historia de súper-héroes y villanos, es una historia de seres humanos enfrentándose con desesperación y locura, no solo a un nivel externo, sino también al interno que cada ser humano posee. En algunos casos esta locura gana y los transforma en monstruos. Los actores toman en serio sus papeles y ni uno permite que los disfraces o el maquillaje llenen al personaje. Todas son caracterizaciones tridimensionales repletas de angustia, amor, dolor, ira, etc.

Un gran ejemplo es el personaje de Harvey Dent. Al comienzo de la película el fiscal de distrito es la ejemplificación del orden, tiene un gran trabajo que desempeña con gran aptitud, esta enamorado de una hermosa mujer, esta apunto de librar a Ciudad Gótica del yugo de los Mafiosos que la controlan. Es, en las palabras de Batman “el protector que la ciudad necesita” y por eso mismo el Joker lo elige para demostrar que todos podemos ser llevados a la locura. Poco a poco le va quitando su humanidad y lo transforma en un monstruo igual que él, Two-Face. No puedo dejar de mencionar la interpretación de Heath Ledger como el Joker. Es la personificación de la anarquía y como lo menciona en la película, es un agente del caos y lo demuestra con todas sus acciones. Por ejemplo cuando contrata a varios ladrones para robar un banco y procede a matarlos durante el mismo asalto, o después de recibir millones por la Mafia, quema el dinero. Por lo que su locura no conoce límites. Y en el centro de esta tormenta se encuentra Batman sereno y controlado, tratando de buscar el orden en un mundo que cada día se acerca más a la locura.

Para mí, una de las grandes virtudes de la película es que si despojas de disfraces a todos los personajes, esta sigue funcionando. Tiene menos en común con “Spider-Man”, “Iron Man” o “Superman” (Todas excelentes pero dependen de un elemento fantástico para funcionar) “Batman: El Caballero de la Noche” se sitúa en un mundo mas real. Tiene mas en común con “Heat” de Michael Mann, “The Departed” de Martin Scorsese o “Lethal Weapon” de Richard Donner. Además adapta sucesos que aparecen en varios cómics de Batman. Es una película que funciona en varios niveles, como una cinta de acción, como una exploración de la psique de personajes extremos, como una de súper-héroes y como si eso fuese poco también tiene elementos de una historia romántica.

La he visto 3 ocasiones y en cada una he tenido una experiencia diferente, descubro algo nuevo en la trama o en las actuaciones, la manera en la que se dijo una línea de texto, la mirada de un personaje a otro, un momento de acción, etc. Cada vez ha sido como si fuese la primera y eso sólo ocurre con grandes películas como “El Padrino” de Francis Ford Coppola, “Ciudadano Kane” de Orson Welles o “Casablanca” de Michael Curtiz.