Berserker #01
berserker

Cuando los héroes no son suficientes y la calma no tiene tiempo de actuar, viene la más pura rabia descontrolada dejando solo muerte a su paso.

Pesadillas, lagunas mentales y un cierto descontrol abruman a Farris, un ex-soldado con un grave estrés post traumático, o al menos eso le dice su psicoterapeuta dentro de un frío consultorio donde solo la lógica tiene cabida a los sucesos de la vida diaria, pero Farris teme, él sabe que dentro de sí existe algo fuerte y destructivo. Poco a poco comienza a recordar lo que le marcaría en su pasado para siempre… los actos del monstruo con una inaudita sed de violencia, de sangre. Para Farris, ese monstruo no es nadie, mas que él mismo.

Berserker, presentado por Milo Ventimiglia (Peter Petrelli en Héroes), producido por Divide Pictures, Top Cow y publicado por Image Comics. Esta nueva serie promete entregarnos en cada número no solo una historia caótica, violenta y trágica, también una gran dosis de momentos “No puedo creerlo” al mostrar sin tapujos ni remordimientos escenas que claramente no son para todo público o momentos que de un cuadro a otro se convierten en una descontrolada fuerza donde todo (y repito) todo y cualquier cosa puede suceder. Claramente es un cómic que muy probablemente nunca dará oportunidad al aburrimiento por una u otra razón.

Y hablando de esto, la historia a cargo del escritor Rick Loverd, presenta personajes que por un lado son bastante humanos, con tristezas, frustraciones, felicidad, anhelos y un poco de soledad; lo cual se vuelve extremadamente contrastante al momento de que estos “Berserker” toman el descontrol de sus cuerpos y mentes para convertir todo lo que tocan en añicos. Una tragedia total, y más cuando ese desmesurado poder llega a trastornar sus vidas al punto donde ya no hay camino atrás.

El arte del dibujante Jeremy Haun (Batman: Scarecrow and Two-Face Year One, Outsiders) es exacto lo que la historia demanda, tonos fríos en los momentos de calma acentúan lo cotidiano en la vida de los personajes y tonos rojos o contrastantes al momento que las terribles acciones toman lugar sobre esos pobres incautos que al igual que el lector, no saben como terminarán en segundos (o de un cuadro a otro) levantando así, aquella sensación de “dualidad” en otras palabras de la calma con la ira. O como se dice en el mismo cómic: “No heroes, just rage” una frase que toma sentido desde el primer momento en la conjunción de los diálogos (la historia) con las imágenes.

Berserker es un cómic que entretiene y sorprende hasta la última página, sus escenas fuertes pueden no ser del agrado de todos, sin embargo aquí existe la oportunidad de algo que vaya más allá de los golpes y la violencia, una historia de misterio donde nos cuenten de donde viene realmente esa fuerza escondida que los personajes como Farris llevan dentro. Y que por la cual sus vidas se han transformado en una catarsis continua.

berserker