Friday the 13th (remake)
friday 13th

Alguien pensó que sería genial revivir la saga de Jason ¡Y lo es! ¿Pero cuando se creyó que debía ser un resumen descarado?

1980 fue el año que vio nacer lo que se convertiría en una saga de terror que ronda entre lo obvio y lo ridículo, pues casi todas las películas de Friday the 13th han sido bastante chafas (en términos generales) con solo algunos elementos rescatables a través de sus once presentaciones. A pesar de eso, Jason Voorhees se unió a la lista de personajes mas atemorizantes del cine gracias a su peculiar forma de eliminar “molestias” y presencia condenante, convirtiéndose así en un icono de maldad a la par de Michael Myers.

Ahora con Marcus Nispel a cargo de dirigir este renacimiento, era de esperar una película que elevara el nivel de tensión y sorpresa, luego de ver el trabajo del director con el remake de The Texas Chainsaw Massacre, además de ¿Por qué no? Ser la primera en relacionarse al término de calidad. Sin embargo por razones desconocidas (no hay rumores que yo conozca), esta entrega deja muchísimo que desear, incluso en comparación con algunas predecesoras, presentando una vez mas todos los molestos cliches que han sido burla del público y olvidando o dejando a un lado las características mas rescatables y explotables, aparte de no aportar nada nuevo al tema.

Como es habitual los personajes son estereotipos (en el apartado de jóvenes inmorales que dedican su tiempo a fornicar y drogarse, por lo cual merecen morir) y limitan su función a prometer muertes descaradas e impactantes, que en este caso son algo extraño ya que mientras algunas son realmente salvajes y crudas (como en las cintas anteriores), hay otras muy chuscas con las que uno se pregunta ¿En qué momento Jason tomó un curso avanzado con Rambo o un ninja? Lo cual es una lástima, pues el personaje de Voorhees es lo único relevante realmente y no alcanza a desarrollarse en lo más mínimo.

Muestra de lo anterior, es cuando somos deleitados con el esclarecimiento del origen de la máscara de hockey (que en la versión original, no aparece hasta la tercera cinta) que ha hecho tan popular a Jason, pero de una manera tan ordinaria e ilógica, que llega a ser uno de los momentos mas dolorosos de la cinta. Al igual que el método de sus asesinatos que ahora son fríos como los de un asesino profesional, negando completamente la pasión traumática que se veía con anterioridad y debería acompañarlos. Lo cual no entiendo, pues mientras al inicio se da por entendido lo acontecido en la cinta original (siendo este remake mas bien la segunda parte de la saga), al mismo tiempo parece ser un producto para un público nuevo que simplemente no entenderá nada, traicionando el objetivo del proyecto.

Entre lo rescatable cabe destacar que la ambientación, el sonido y la actuación de Jared Padalecki (Supernatural, House of Wax) son convincentes y ayudan a estabilizar el desarrollo de acontecimientos que en términos generales tampoco son pésimos, simplemente carecen del “feeling” necesario para causar una buena impresión.

A pesar de todo, vale la pena checar esta película pues no es un bodrio completamente (como Jason X y Freddy vs Jason) y al menos puede amenizar un domingo soleado y aburrido, pero sin duda alguna es muchísimo mas recomendable volver a disfrutar entregas mas placenteras, en las que incluiría Friday the 13th parte I, II y IV “El capítulo final” siendo las mas atemorizantes y con detalles que alimentan la historia de Jason Voorhees.

Por fortuna se que no es la última entrega que habrá de Friday the 13th, y que el personaje puede sobrevivir no sólo a la muerte física, sino también a los pésimos planteamientos que le rodean, por lo que mi única duda es ¿Podemos esperar una buena película para la próxima?

Sitio oficial : Friday the 13th