Impaler
impaler vampire

Una oleada de terror y sangre devora a todo aquel que respira. Al parecer, nadie puede detener el fin del mundo.

Todo apunta a que una vez más, solo se trata de una mañana cualquiera en Nueva York, pero de pronto una imagen fantasmal se abre paso entre la niebla matutina. Un barco en silencio choca contra tierra. Toda su tripulación está muerta, asesinada, y sus cuerpos yacen desgarrados y mutilados. El misterio sobre lo que sucedió en aquel lugar es lo que se pregunta el departamento de policía. Para horror de todos, no pasa mucho tiempo antes de que la misma suerte corra por toda la ciudad.

Impaler es una serie que comenzó en el año 2006, publicada por Image Comics, escrita y creada por William Harms (Negative Burn), dibujada en su primera serie por los artistas Nick Postic (Secret Invasion) y Nick Marinkovich, y en la segunda por Matt Timson (Gutsville, Popgun). En estos números se narra una historia de supervivencia a lo sobrenatural, de horror donde una legión de vampiros se apoderan de las ciudades mientras cometen toda clase de asesinatos sin piedad dando así una muestra de imágenes donde la carnicería y la sangre manchan cada página que implican la categoría de “Mature” (o solo para mayores de 18 años)

El detective de homicidios Victor Dailey y un misterioso personaje nombrado como “el Empalador” tratarán de luchar y subsistir a este infierno en la Tierra que en la primera noche deja un saldo de 385 personas desaparecidas de la ciudad de Nueva York (y eso sin contar el barco), rápidamente el caos siembra sus raíces, gritos prolongados a lo largo de las calles, una penumbra que se extiende con brazos voraces y mandíbulas carnívoras, apagones repentinos, y una tormenta de sangre sacuden las miradas de los habitantes. Uno se percata entonces que estos son unos vampiros alejados de todo lo visto, sus formas como manchas oscuras con garras y cabezas horribles, asemejan ser sacadas de una terrible pesadilla que de otra cosa, dando así imágenes y sentimientos que claramente demuestran un horror espeluznante en los momentos más “claustrofóbicos”

Como si aún lo tuviera que decir, la historia a pesar de comenzar un tanto “ok, eso ya lo vi antes” rápidamente sumerge al lector en la pesadilla que los personajes están viviendo logrando que todo se vuelva sumamente interesante y horrible al mismo tiempo. Los diálogos y la forma en como actúan estos sobre la narrativa demuestran que hay momentos para hablar, y momentos para actuar. Es entonces cuando, como por arte de magia, los silencios y las pocas palabras dan un significado profundo al sentir de cada momento, al que dicta, un segundo estas vivo y al otro estas muerto.

El arte atrapa inmediatamente a todo aquel que lo vea, planos tranquilos convertidos en escenas llenas de gore, colores pálidos que de pronto contrastan con rojos y negros, rostros que de rasgos de nerviosismo pasan a… muerte y locura, son plasmados a lo largo de estas dos series que sin más, creo tienen todo el potencial para convertirse en un clásico de este género. En pocas palabras, realmente bueno.

Impaler muestra a los vampiros desde un ángulo distinto, uno más demoníaco y sobrenatural, de alguna forma une el aspecto sanguinario mostrado en otros comics como 30 días de noche (30 days of nigth) y lo une con la pesadilla más horrible que alguien pueda imaginar. Y en lo personal sin duda estoy ansioso por ver como se desenlaza esta historia.

impaler