In Bruges

Todo comenzó como un simple viaje con una sola instrucción, la de esperar y divertirse… o al menos, hacer el intento.

Suele creerse que cuando uno esta en su estado más calmo es cuando de verdad piensa y medita sobre su persona y las acciones que ha cometido a lo largo del tiempo, o sobre algún evento que posiblemente le atormente, aflija o por otro lado, quizá espere con emoción. Este es el caso del señor Ray (protagonizado por Colin Farell) quien por razones del turbio trabajo en el cual se inicia, o en pocas palabras el de asesino a sueldo, viaja acompañado a la pintoresca ciudad de Brujas en Bélgica.

No tarda mucho cuando de pronto se encuentra inmerso en una imagen de su pasado… ¿Qué cosa le espera en su futuro? ¿Qué decisiones habrá de tomar? ¿Acaso encontrará algún escape a su situación? Él mira a su interior, y puede ser que por vez primera, descubra que la vida de alguien puede quebrarse en un segundo. Una estrepitosa reacción en cadena iniciará y no dará lugar al escape, si no a la redención total.

“Esperar y divertirse mientras tanto” le dice a momentos su amigo Ken (Brendan Gleeson) quien sólo le resta mirar consternado las muecas inconformes que se niegan a admirar maravillado aquel lugar de puentes, calles estrechas y aguas tranquilas que dibujan el horizonte mientras los llevan entre unos fríos aires de misterio hacia viajes por la historia del lugar.

– Esperar y divertirse, esas fueron las instrucciones de Harry cuando nos encomendó a este sitio. Así que eso es lo que haremos. Esperaremos, pasearemos… y estoy seguro que en corto tiempo obtendremos nuestras instrucciones. Ray ¿acaso no puedes disfrutar el escenario?

– ¿Disfrutar? ¿Aquí? ¡En Brujas! ¡Estas demente! – Ray termina de hablar al tiempo que se trata de cubrir de la helada corriente que le atraviesa sin misericordia por el abrigo. Aprieta las manos y deja escapar una bocanada de aire, sus ojos fijos y a la vez flotantes en un abismo miran a su amigo quien como si nada, se encuentra muy cómodo sentado en la barca en la que pasean. Las aguas son tranquilas, los colores claros, y el silencio abrumador.

In Bruges es el primer largometraje del director y escritor Martin McDonagh, en ella se cuenta sin más y de una forma sublime los días de dos asesinos que se encuentran “de paseo” por Bélgica.

Inmediatamente aclamada por la crítica, muestra en largas tomas todo lo que se podría decir sin necesidad de palabras, en donde la capacidad de reflejar la actitud de los personajes se esconde tras sus rostros los cuales imprimen en cada toma una fuerza de caracterización tan grande, que ya sólo por ser testigo de ellas es suficiente para ver la cinta; el dialogo, el cual también cobra una importancia al dar ese toque humano, te mantiene al borde de la expectativa con ocurrencias de un humor que nubla la desgracia en la que están metidos los dos asesinos Ken y Ray, dos personalidades totalmente opuestas, pero que luchan para tratar de mantener esa capacidad que los desprende de sus actos como criminales.

Es una historia un poco seria, un tanto hilarante y llena de picos donde un simple dialogo al parecer “ingenuo” se puede torcer de pronto en una escena tensa y trágica que cambia todo el panorama de las cosas y los eventos. Una simple demostración que de forma brillante puede hacer que los personajes te ahoguen en esas líneas llenas de “recovecos” que esconden dobles sentidos y acciones a tomar.

Un camino a la redención donde el honor y la verdad es lo único que se mantiene hasta las últimas consecuencias.

Ken y Ray esperan cada uno a su manera. Algunos días pasan. Y con una llamada de Harry (Ralph Fiennes) se fijan las indicaciones. Pero ¿Cuáles serán estas? ¿Qué es lo que acaba de pedir? Una mirada seria se cierna mientras se toman las armas, las instrucciones se deben seguir. No hay vuelta atrás… el clima en Brujas parece más frío de lo normal, después de todo, nada se puede cambiar.

In Bruges, una película que sin lugar a dudas te mostrara lo que es reír a sabiendas de que algo malo esta por suceder. Y que como dice el dicho, “Una imagen dice más que mil palabras”

Sitio web : FOCUS Films
Sitio web : In Bruges