Northlanders
northlanders

Dentro de la mente de un guerrero ronda la incesante idea de lo que debe tener, lo que es suyo, y de cuantos habrá de destruir para reclamarlo. Cueste lo que cueste.

Navegando en los mares del norte se encuentra una embarcación bañada de sangre y partes humanas, algunos gritos todavía se logran escuchar a través de las aguas que repican una y otra vez como martilleos de guerra. Espadas y hachas que chocan al ritmo de la muerte anuncian que pronto todo habrá terminado. Algunos truenos iluminan los cielos mientras la marea enloquece formando remolinos como si de pronto el fin del mundo estuviera a punto de abrirse en fauces de locura. Es el año 980 AD, y de la furia de la batalla se oye una voz repetirse varias veces con una especie de reclamo y urgencia fuera de lo ordinario… Esta dice “Sven, Sven tu tío Gorm a asesinado a tu padre, y tú mientras, perdido por largos años has sido dado por muerto… Regresa por favor, regresa a tus tierras.”

De pronto una figura se detiene justo después de partir a un hombre por la mitad, las maderas crujen y las aguas repican contra los costados del navío “¿Dices que Gorm me ha declarado muerto y a reclamado lo que me pertenece?” El viejo mensajero tiembla, mucho tiempo ha pasado ya y Sven es totalmente diferente de cómo se le recordaba…

Semanas después empiezan los rumores del que regresó a reclamar lo suyo, Gorm, desprevenido totalmente, de pronto se encuentra frente a frente con su sobrino. Sin duda los años han pasado desde la última vez que Sven lo había enfrentado “¿Qué deseas?” le pregunta Gorm “¿Qué deseo? ¡Vengo por mi dinero!” Los dos hombres se quedan parados en silencio, la escena es confusa pues ninguno sabe quien es el peor de los dos.

Y mientras, algunas personas a quienes en verdad les cubre la tragedia, sienten en sus huesos el terror de lo que está por venir…

En los ojos de Sven se reflejan los años que ha pasado como marinero, como esclavo, como guardián, como guerrero y ahora como alguien a quien nadie podrá detener. Alguien que esta dispuesto a derramar toda la sangre necesaria, aún si esta sangre es la suya, para tener de vuelta lo que su derecho a nacimiento le dio.

Northlanders “Sven the returned” es una serie publicada por Vertigo que narra a través de ocho números, páginas y páginas repletas de muerte y lucha, de amor y guerra, de la sangrienta historia de un príncipe que perdido desde su niñez, de pronto se encuentra en la posición de valorar lo que realmente merece. Una historia que muestra una base que muchos ya hemos escuchado varias veces (la de traición y venganza) pero que sin lugar a dudas, por su fuerte narrativa, sus personajes complejos, sus batallas y sobre todo su mensaje, deja un buen sabor de boca que realmente te hace desear que este cómic tenga una de adaptación a la pantalla grande. Bueno, no por nada el escritor es él varias veces nominado al Eisner Brian Wood (Supermarket, DMZ, Local) quien también ha trabajado como ilustrador y diseñador gráfico en videojuegos como Max Payne, Manhunt, Grand Theft Auto entre otros.

Y es que leer los fuertes y contundentes diálogos en “esos momentos clave” hacen que Northlanders muestre una soberbia fuerza narrativa que logra inmediatamente la atención de uno, ya seas amante de los vikingos o no, ya que se podría decir que el principal mensaje y lo que se ve, es la lucha interior de Sven quien por toda su vida ha sido pasajero de un viaje lleno de turbulencias que en momentos lo han despojado de todo y en momentos lo han casi ahogado en excesos y decadencia, dejando solamente lo más básico para su supervivencia, el deseo de algún día volver al hogar. Lo malo es que como ya sabemos, Gorm le ha arrancado la felicidad que podría haber tenido en casa; un drama que sin duda muestra las terribles decisiones que Sven tendrá que afrontar en una guerra librada más violentamente en su interior, vemos que aún los cientos de cuerpos empalados, decapitados y mutilados no son comparables a esa destructiva lucha interna que siente al no comprender que en momentos, la palabra libertad no se limita a dejar libre a alguien, si no en soltar las cadenas de una vida tortuosa para abrazar la muerte. Somos cómplices, de como este guerrero sufre una transformación total y que al final añora el solo hecho de no dejar de existir como pueblo e individuo. Siendo esta una de sus más grandes luchas.

Las portadas de Máximo Carnevale agregan a la presentación de cada número, impactantes imágenes en ocasiones presentadas con realismo y en otras mezcladas con pantallas y líneas más típicas del comic, las ilustraciones y colores mostrados por Davide Gianfelice y Dave McCaig denotan los enormes paisajes que guardan en ciertos instantes la calma para de pronto pasar a tonos rojos y negros repletos de muerte. De las estaciones del año que empapan los personajes haciéndolos ver más reales aún (como si los diálogos no fueran suficientes) somos testigos del paso del tiempo en sus rostros y cuerpos, las barbas y el cabello crecen, la ropa se hace vieja, las armaduras se rompen y en momentos de batalla hay ocasiones donde una mirada es más dramática que todo un paraíso destruido por la sed de poder, y que (una vez más) junto con el acompañamiento de los diálogos, encuentra momentos realmente memorables dentro de Northlander “Sven the returned” haciéndonos desear no llegar al fin de esta historia. Repito, un cómic que merece tener su adaptación al cine por su contundente fuerza narrativa y sus impactantes imágenes.

Aunque después de todo, esto aún no termina. La serie de Northlander sigue con otras aventuras…

Sitio oficial : Northlanders
Blog : Davide Gianfelice
Blog : Massimo Carnevale