The midnight meat train

Sr Mostaza 04/12/09

meat train

En 1984, Clive Barker plasmó en letras una historia llena de horror y sangre. En el 2008, esta fue transportada a la pantalla grande.

Como el título sugiere y de antemano, menciono que la siguiente reseña es sobre una cinta con dosis de gore… Definitivamente no apta para algunas personas y sobre todo para menores de edad.

Distribuida por Lionsgate, con una hora y media de duración, dirigida por Ryuhei Kitamura, adaptada a guión de cine por Jeff Buhler y escrita originalmente en 1984 dentro de “Books of blood” por Clive Barker, “The midnight meat train” refleja y muestra todo lo que su título acarrea a la mente, un tren subterráneo que a media noche toma una desviación, llevando a los ocupantes a una dolorosa muerte segura a manos del silencioso Mahogany (Vinnie Jones), un personaje tétrico en todos los aspectos, que usa utensilios de carnicero para acabar con sus victimas; a los pocos instantes de comenzar la película somos testigos de la brutalidad y frialdad que salpican sus actos. Gritos y sollozos se cortan de tajo entre viseras, chorros de sangre y huesos rotos. Dosis de gore que en este caso, están justificadas para darle credibilidad al personaje.

Sin duda algo que instantáneamente provoca nerviosismo y preocupación, cuando vemos que un fotógrafo llamado Leon (Bradley Cooper), en su búsqueda por encontrar la imagen perfecta que lo puede convertir en un artista de galería, es intrigado totalmente por la mirada y caminar del asesino. Lo cual le provoca seguirle a todos lados, a aproximarse cada vez más y más, sin hacer caso al peligro que le espera y olvidando las insistentes súplicas de su novia Maya (Leslie Bibb). De pronto Leon se verá perdido en una espiral que lentamente se cerrará hasta encontrar la verdad, ¿pero, será demasiado tarde?

The midnight meat train (aparte de tener buen título) es una película llena de tensión y escenas gore. La fotografía mantiene un aspecto desolado y frío en los peores momentos, las actuaciones en general son buenas y destacan sobre todo las caracterizaciones de Vinnie Jones y Bradley Cooper en quienes recae todo el peso de la trama. La forma en cómo la historia se va desarrollando es interesante y perturbadora al mismo tiempo, ya que por un lado se desea saber la causa de los horribles actos, pero al mismo tiempo se teme por el fotógrafo, el cual va descubriendo las piezas que rondan dentro de la mente del asesino; quien de hecho solo tiene una línea en toda la película (convirtiéndolo así en prácticamente un personaje mudo), enfatizando la soledad en la que vive como si de una maldición se tratase y sobre todo entregándole una inaudita frialdad en todo momento.

En lo personal la forma en como la historia se va tornando tétrica y peligrosa para los personajes, las actuaciones, y sobre todo la manera en que esta plasmado Mahogany, es decir, su silencio, su manera exacta de actuar, su soledad y su mirada vacía, hacen de este tren de carne de la medianoche una de las cintas que no te puede faltar ver si lo que buscas son algunas escenas de tensión y un desenlace al estilo “Lovecraft”

meat train