The Veil #01
veil

Christina Luna nos invita a un viaje de vuelta al origen de sus pesadillas, con la promesa de algo aterrador y sobrenatural.

No es novedad que en IDW les gustan los comics de horror y las historias con sucesos extraños que pueden terminar en tragedia (realizados en mayoría por Ben Templesmith), lo que es también llamativo usualmente porque sin demasiados alardes cumplen su cometido. Es así que en el caso de The Veil, “El Torres” nos presenta a una mujer llamada Christina Luna, una investigadora paranormal que aprovechando su capacidad para hablar con los muertos, ha logrado ganarse la vida… Al menos cuando puede sacar provecho de las susodichas almas en pena, que algunas ocasiones simplemente desaparecen sin pagar.

Pero eso es solo la premisa, porque la historia en realidad nos lleva a acompañarla de regreso a su pueblo natal. Un lugar que parece demasiado típico y ordinario para la protagonista, pero que por algunos momentos deja ver que algo macabro se encuentra allí, algo que posiblemente esté esperando a ser descubierto.

Las portadas variantes son realizadas por Ashley Wood, mientras que el arte interior corre a cargo de Gabriel Hernández, quién también ilustró el cómic de “The thief of always” y con trazos vagos, colores pálidos y solo el detalle necesario, muestra que este cómic puede convertirse en una pequeña rareza de cuatro números, que vale la pena buscar cada mes (aunque en lo personal siempre he preferido esperar al recopilado)

Aún así, no hace falta pensar mucho para darse cuenta que la trama en sí, es sencilla y la hemos visto en otras ocasiones. Pero en este caso, me parece que el atractivo recae en lo bien que está realizado el cómic, pues si uno acepta el estilo gráfico (que definitivamente no es para todos) y por un momento puede obviar esas referencias y detalles casuales que rodean este tipo de historias. El lector descubrirá placenteramente que The Veil tiene una chispa propia, que nos hace sentir la angustia e interés de la protagonista, por resolver un asunto y enfrentar una pesadilla, que seguramente será aterradora.

veil