Universal War One: Revelations

Las tres últimas partes de esta serie de seis, culminan con un espectáculo conformado por ciencia y tragedia.

Siendo sincero, cuando leí las primeras partes de esta historia, creí que en los siguientes números todo tendría un desarrollo “normal” donde apreciaríamos como nuestros héroes buscarían la manera de salvar la Tierra y a ellos mismos… bueno, he terminado de leer las tres últimas partes y tengo que decir que estaba equivocado. Universal War One no solo evoluciona marcando las bases de una buena historia de ciencia ficción, también poco a poco deja notar los delgados hilos con que los personajes principales son de alguna manera torturados desde el inicio de sus vidas; todo con un fin común, entrar de lleno en sus destinos.

¿Quién es el bueno? ¿Quién es el malo? ¿Se han tomado las decisiones correctas? Esto y más se preguntan los pocos sobrevivientes del Purgatory Squadron mientras se dirigen a la Tierra con todos sus miedos alertándoles como un (al parecer) insignificante cambio en la línea de sus vidas. Pero ¿Qué es esto que les está sucediendo? ¿Cómo pueden entender lo que planean hacer? Más que otra cosa, pienso que lo que marca este gran final a la serie, es el caos, un gran torbellino donde uno como lector va descubriendo pista tras pista, de donde viene cada personaje, que lo marcó en su pasado, y esa sensación de que por momentos pareciera que no importan las decisiones, porque ya todo está hecho.

Notamos, a diferencia de las tres primeras partes, que en este caso la ciencia pasa un poco al segundo plano, sí, sigue siendo un cómic inteligente que plantea los argumentos que dictan los peligros de viajar en el tiempo y el espacio, pero ahora más que eso, es la moral la que brinda la fuerza para que todo concluya. Vemos como el ser humano y la sociedad, a pesar de mostrar un grado de civilización tan alto en todo lo que les rodea, es y sigue siendo no más que un simple animal con los mismos impulsos básicos que le han arrastrado a cometer los peores actos en la historia; Aquí reina la corrupción, la avaricia, la soledad, la locura… elementos que sin importar la época uno ya sabe que solo predestinan a la extinción y a la lucha por toda clase de poder. Es como esta “guerra universal” se expresa a raíz de la idea del “no poder cambiar algo” ese sentimiento que envuelto en culpas al parecer irremediables lentamente transforma algo que quizá no debió de haber sucedido, pero que a su vez deja la incógnita, la paradoja sobre realmente cual es la opción que los personajes han tenido en esta historia ¿Destino? ¿O una realidad alternativa que se construyó sobre los pasos de un imitador de otro futuro?

Nuevamente y sin “traicionar” las entregas pasadas, estos números finales mantienen la misma calidad tanto en la ilustración como en la narrativa gráfica, como siempre, dando así una sencilla lectura. Como ya mencioné, la historia se mantiene en su calidad y da giros en donde se muestran distintos aspectos en la evolución y el desenlace dando así un final sorpresivo y original… pero también un poco trágico.

Universal War One es un cómic inteligente, bien escrito, con personajes profundos, tiene acción, drama, amor, buenos dibujos y todo logrado por un solo hombre: Denis Bajram ¡Creo que esta serie fue un clásico instantáneo!