7 Days from Hell #01
7 days hell

John Bishop es alguien que ve las personas como simples números. Hasta que su muerte le da un giro a la vida.

Con personajes que miran directo a los ojos del lector, imágenes de un estilo simple o “minimalista”, y una historia de redención, este Pilot Season puede tener lo que se necesita para convertirse en una serie regular, o de al menos unos pocos números.

Escrito por Bryan Edward Hill y Robert Levine, 7 Days from Hell no es precisamente un comic lleno de intrigas o momentos absorbentes hasta el final, pero tiene un cierto aire (el cual no puede ser fresco tampoco) que en verdad entretiene y claro, ayudado por un par de personajes que con suaves misterios y miradas, uno se pregunta cuál podría ser el verdadero final de todo esto ¿el cielo o el infierno?

John Bishop se dedica a matar gente bajo contrato, para él, ya casi no importa de quien se trata, solamente es dinero, números sumándose en una cuenta bancaria de la cual no gasta nada y que también carece de alguna importancia para él o alguien. Se ha convertido en un frío asesino al que no le interesa nada más que pasar la vida terminando con otros. Hasta que un niño, luego de observar la muerte de sus padres, le mete una bala en la cabeza.

Es cuando de pronto este incidente le da un giro a su “vida” y le lleva a conocer a un ángel convertido en demonio que responde al nombre de Mandy Entonces sucede lo obvio, Mandy decide que no quiere seguir en el infierno y que para llamar la atención de Dios, necesita de alguien que haga “buenas acciones” en la Tierra, esta persona es John y de pronto, aparte de ser revivido, se le informa que tiene siete días para matar a un objetivo. Pero no solo eso, que al terminar con su misión se le asignará otra de igual duración.

Y ¿Cuál es el truco aquí? Que si John falla un objetivo será enviado al infierno en donde pagará todas sus acciones por medio de una interminable tortura.

Las Ilustraciones por Phil Noto (Gen13, Halo Wars Genesis) marcan en cada página cuadros de simplicidad en una buena forma, líneas básicas y figuras limpias se destacan por tonos de color que complementan cada escena, algo que irónicamente es llamativo y que funciona a la hora de leer aquellos siete días para el infierno. Aún pensando que es igual de sencilla la forma en cómo se maneja la historia.

Publicado por Image, este comic en lo personal no abre un nuevo mundo de posibilidades y situaciones para sus personajes, pero si deja un buen sabor de boca que impulsa a querer saber lo que sigue. Ahora, esperemos que eso suceda y que este Pilot Season no se quede “por siempre solo”

7 days hell