A sickness in the family
sickness in the family

La escritora Denise Mina bien crea un ambiente lleno de impulsos de remordimiento, odio, secretos y mentiras.

Una historia que termina de forma alarmante y sorpresiva sacude por completo las mentes de quienes se aventuren a leer esta novela gráfica publicada por Vertigo. Una historia con tintes aberrantes, enfermos y de urgida desesperación.

Es tiempo de navidad, tiempo de disfrutar con los seres amados y festejar en medio de dulces fiestas… sin embargo, para la familia Usher todo ha ido mal desde que empezaron con la remodelación de la casa, ruidos sospechosos, crujidos y lamentos comienzan a reptar por las paredes del lugar mientras algunos comienzan a construir una serie de complicaciones donde el ambiente se pudre en escenas de malas palabras, acusaciones y malos deseos. Sí, así es la navidad de los Usher, un grupo de personas que pronto verá su fin de una forma desagradable.

Cuando un grave accidente es perpetrado en “la casa maldita” todos y cada uno de los seis ocupantes tienen razones para actuar de una forma extraña, despertando así sospechas que incluso llegan a oídos de la policía. Luego de eso, una serie de interrogatorios de pronto sacuden a los Usher hasta que el lector se convierte en testigo de las peleas que tienen los integrantes de la familia, y más aún cuando la muerte comienza a acechar en cada esquina de la casa.

La sangre de pronto escurre y todos parecen ser dementes; presas de sus propias trampas, de sus sucios pensamientos, luchan entre sí mientras la oscuridad empieza a reinar en el lugar hasta que la verdad es la única salida. Dejando de los seis integrantes, solo un culpable capaz de las peores acciones en aquellos tiempos de navidad.

El shock viene cuando el desenlace es revelado en esta novela gráfica por la escritora de novelas de crimen, Denise Mina (Hellblazer), quien de forma realmente sorprendente plasma esta historia de crimen diálogo a diálogo, siempre conteniendo esta terrible esencia de la que están construidos los personajes y que por supuesto los hace intrigantes, llenos de vida y preocupantemente enfermos con sus palabras e ideas.

“A sickness in the family” genialmente ilustrado en blanco y negro por Antonio Fuso (24 Seven, Fear Agent, Punisher Noir) y con una portada de Lee Bermejo, es la muestra de un trabajo lleno de aciertos, de piezas que de forma exacta encajan entre sí arrastrando de esta forma al lector a un viaje enfermo de sangre y desesperación.

sickness in the family