Demonic #01
demonic

Otro título Piloto de Image y Top Cow Productions, otra historia que de ganarse el aprecio del público se podrá convertir en una serie continua.

Scott es un hombre de familia que sufre de tormentos cada noche y sin cesar. Cada momento que pasa, es solo una oportunidad para ser libre al fin pero ¿a que precio? El demonio que lo acosa le ha ordenado matar a su esposa e hija, dos almas inocentes, dos existencias que él mira cuando duermen, dos existencias que se niega a destruir para saciar el hambre infinita de esta criatura infernal.

Robert Kirkman (Destroyer, Drink and Draw) presenta una historia que cuenta sobre un héroe que no escogió serlo, de una persona que por razones más allá de lo creíble, decide escapar a la media noche en busca de algo que de satisfacción a su maldición. Para, a los días siguientes esforzarse al mirar los ojos de su familia deseando olvidar las atrocidades que debe cometer para cuidarla. Se ha convertido en un asesino, en un hombre buscado por la policía. En una especie de vigilante nocturno que trata de descargar su ira contra quienes lo merecen. Algunas veces con éxito, otras no.

El arte por Joe Benitez (Darkness, Magdalena) es bueno, se destacan varios planos abiertos donde reina la acción, y otros momentos donde el personaje principal trata de razonar lo que sucede en su vida. Creando así un balance entre la calma, la locura y la opresiva soledad al ser el único que sabe del precio que ha decidido pagar por mantener a su familia en paz y lejos de las garras de un demonio que noche tras noche le acosa como si esta fuera su primera razón de existencia. El diseño del personaje es llamativo y evoca sin duda a figuras nocturnas, sobrenaturales y perversas.

En lo personal encuentro curioso este cómic piloto; “Demonic” es sumamente entretenido y da cierta oportunidad a desarrollar una fuerte tragedia. Las escenas de acción están bien presentadas y aún siendo un tanto obvio, mantiene al lector esperando lo inevitable, una espiral en donde alguien importante en la historia tendrá que morir.

demonic