Gears of War: Barren
gears of war

El escuadrón Delta tendrá que luchar en continuas oleadas de Locust, los cuales solo desean hacer lo de siempre…

Una historia repleta de lo que ya sabemos donde pasan cosas que “ya hemos visto” Regresan las sierras eléctricas, las explosiones, los Brumac y aquellas criaturas del fondo del planeta Sera que luchan por aniquilar a la raza humana a toda costa.

Publicada por Wildstorm y compuesta de cinco números, Barren es una historia (por Joshua Ortega y Michael Capps) en parte dramática que habla básicamente sobre un grupo de mujeres que antes de luchar contra los Locust primero se las tuvieron que ver con una “institución” regida por hombres enfermos; todo esto mezclado con los elementos importantes que conforman Gears of War, es decir, el escuadrón Delta, el cual se topa con estas mujeres cuando es mandado a investigar una extraña señal proveniente de Jilane, una ciudad totalmente destruida por los ataques Locust.

Desde el comienzo del primer número todo lo que se cuenta es interesante (aun no siendo nada trascendental), las diagramaciones son buenas al igual que las ilustraciones por Liam Sharp. El ritmo de la narrativa es bastante rápido pero ágil en la forma que puede manejar los detalles dramáticos o el trasfondo de la historia con los eventos plagados de acción.

Eventos que aumentan en dificultad para los personajes siendo que con cada número se presenta un problema más por resolver manteniendo así un cierto interés por parte del lector. En este sentido Gears of War: Barrel, es (se podría decir) el primer comic o la primera miniserie que trasciende a algo más allá de balazos y monstruos; en este caso, balazos, monstruos y personajes más vivos… bueno, en todo lo que el panorama de “comic de acción” se podría referir.

Por desgracia no todo es perfecto y en la última parte (quinto número) podemos encontrar un ritmo de sucesos o resolución de problemas ultra veloz, los diálogos de pronto son fugaces “sí señor, no señor”, los Locust (el enemigo) se aproximan al escuadrón Delta casi en silencio, la mayoría de las páginas están segmentadas en viñetas cuadradas con “cabezas voladoras” que emiten diálogos. En fin, todo se resuelve como por arte de magia hasta llevarnos a un final (eso sí) muy explosivo (como para cumplir con la última dosis de acción).

En general GoW: Barrel, es un comic decente que cumple con su cometido “simplemente entretener” tiene muchas sorpresas que mantienen la historia interesante y el arte es bueno, pero seguramente dejará insatisfecho a uno que otro fan que esperaba un desenlace más trabajado, o al menos en como se había mantenido el desarrollo de la historia.

gears of war