Iron Siege #01
iron siege

Titulado en su primer número como “Bad Company”, este comic promete brindar varios momentos a lo “Wolfenstein”

La segunda guerra mundial azota el mundo y un grupo de soldados está a punto de conocer que aún hay monstruos con los que no han peleado, monstruos más allá de la realidad que parecen disfrutar las masacres que provocan mientras se esparcen y multiplican por el campo de batalla.

Publicado por IDW, Iron Siege: Bad Company es una historia de sobrevivir y pelear contra un enemigo común. Las tropas Alemanas han avanzado por varios lugares de Europa y en medio de esta guerra llena de muertes, explosiones, masacre y hambrunas surge una bestia capaz de acabar con un regimiento e incluso con un pueblo entero.

Cientos de personas desaparecidas en combate más tarde regresan para clamar sangre y muerte, esta vez como deformes monstruos que atacan por igual y simplemente a quien se cruce en su camino. Escrito por James Abraham y Andrew Hong, el comic mantiene de inicio a fin un buen ambiente parecido al estilo del videojuego “Wolfenstein” o en pocas palabras varios momentos de horror y sangre combinados con una estética ubicada en la segunda guerra mundial, todo con un aire sobrenatural lleno de misterio por saber de dónde provino esta primera criatura y porque o como se puede multiplicar entre la población.

Con una buena portada a cargo de Tim Bradstreet e interiores por Trevor Goring, el arte es siempre bueno, a diferencia quizá de lo que uno podría imaginar con ambientes de horror y penumbras, los tonos en su mayoría son cálidos, muchos naranjas y café que incluso convierten a los verdes o blancos en colores cargados que dan impresión de calor, de hastío por el lugar, logrando de esta forma una buena comunicación sobre lo que pasan los personajes en varios momentos.

El punto fuerte de la historia es que a pesar de hablar de violencia, la guerra y monstruos (o mutantes o como quieran llamarlos), esta no se limita a mostrar continuamente escenas gore y mal lenguaje (o lenguaje muy básico) a diferencia de otros comics, en esta ocasión se presenta mayor importancia al desarrollo de los personajes brindándoles características y personalidad, todo con un trasfondo que seguramente en los siguientes números podría ser interesante.

Al final Iron Siege sugiere que tendrá un desarrollo un tanto obvio, sin embargo las sorpresas vendrán, si la historia se convierte en un “baño de sangre sin sentido” o se mantienen los aires de misterio con pequeñas dosis de violencia y como siempre… La falta de un lenguaje saturado de malas palabras y frases cortas será de mucho agradecer en los siguientes números, si sucede.

iron siege