Kill audio
kill audio

Bienvenidos a un mundo explosivamente bizarro donde la guerra por la música acaba de perder el control.

Boom Studios pública una serie de seis números lleno de finas ilustraciones sin control, grandes dosis de acción y toneladas de diálogos disparatados que sin duda solo pudieron haber salido de los labios de un montón de personajes raros.

¿Alguien había pensado antes qué sucedería si un cantante guitarrista de un grupo alternativo de rock progresivo escribiera un cómic? Bueno, aquí hay una respuesta, su creador Claudio Sanchez (Pop Gun, Armor Wars) y co-escritor junto a Chondra Echert presentan algo que desde el primer cuadro, de la primera página de esta historia nos lleva de golpe por medio de escenas violentas y surrealistas al mundo donde un personaje llamado Kill Audio deberá encontrar el camino que le muestre su destino. O en pocas palabras su finalidad inmortal en un lugar donde todo puede suceder.

Y hablando de “donde todo puede suceder” me refiero (por ejemplo) a un gallo llamado Chicken Coke Daddy que vive drogado y alucinando pollitas exuberantes que lo desean ardientemente a sus pies, un irreverente esqueleto andante con un mal cosido disfraz de castor que pelea y discute enardecidamente sobre música con su amigo… una cosa extraña con forma de pelota a medio derretir (o algo así), un rollo de periódico alcohólico que habla de las noticias, unas gemelas siamesas con cuerpo de serpiente que pueden matar o amar con un solo beso y un montón de personajes realmente bizarros.

Pero aquí no termina todo, la historia (que recuerda un tanto al Mago de Oz) sin duda es un viaje en todos los sentidos por un mundo donde Kill Audio primero tiene que encontrar un sentido a su existencia para después cumplir (o no) con su destino. Este es claramente, un universo de imaginación desbordante que nunca aburrirá al lector que encontrará en cada número y páginas, no solo muchas escenas de acción y comedia, si no dosis de historia que respaldan todo lo anterior. Es un viaje sumamente extraño lleno de diálogos atinados que brindan de presencia y fuerza a cada uno de los partícipes, ya sea por tiempo reducido o no. Algo que refleja en los escritores y creador un buen trabajo.

¿Y qué sería de tanta “cosa rara” sin una ilustración que le respalde? En este caso Mr Sheldon Vella (Elephantmen, Pop Gun) brinda a Kill Audio con imágenes casi monocromáticas con líneas en rojo, blanco y negro que controlan el muy alto detalle en cada dibujo. Todo logrado con un cierto chiste que entrega a los personajes la vida necesaria para entablar de forma creíble aquellas conversaciones y peleas que llenan los sentidos del lector “por arte de magia“. En pocas palabras, el arte es exactamente tan bueno como la historia y la narrativa. O en “pocas palabras” difícilmente saldrán decepcionados.

En lo personal me ha tomado por sorpresa y me ha agradado por mucho descubrir en Kill Audio no solo un montón de cosas disparatadas y seres realmente extraños, si no diálogos y una historia con trasfondo que convierte a este original cómic en algo que va más allá de simples golpes y la infinita lucha del bien contra el mal… bla, bla, bla y lo de siempre.

kill audio