Killapalooza
Killapalooza comic

Ninjas asesinos, dementes bandas de rock, toneladas de mal lenguaje, súper poderes y chicas guapas

Un gran concierto en el Madison Square Garden será el escenario donde el grupo de rock “The Clap”, deberá asesinar a un político. Las cosas se complican cuando descubren que no son los únicos mercenarios en el stage en busca de la misma meta y no solo eso, cuando empieza a morir gente.

Wildstorm publica una historia por Adam Beechen e ilustrada por Trevor Hairsine que en seis números muestra al lector un poco sobre las relaciones humanas entre músicos y… “grupies” todo en medio de bastante mal lenguaje, un poco de acción, peleas, intrigas… y más intrigas.

Diciendo esto, algo singular en Killapalooza es que a pesar de su explosivo primer número, el desarrollo de la historia se basa en la inclusión de varios personajes (y como ya dije) sus relaciones entre si; no solo vemos otras bandas, también un poco sobre los seres humanos que las conforman y como estos luchan por mantener sus sueños (sean cuales sean) a toda costa. En varios momentos uno lee sobre situaciones comunes en el mundo de la música, el guitarrista estrella, el vocalista “solista” las grupies, la competencia entre bandas etc. Y a través de eso, es como este comic de pronto se transforma en algo más que un grupo de rock que se dedica a trabajos de mercenario.

Más que un comic de acción, es uno que guarda sorpresas para el final mientras nos entretiene con sus personajes pintorescos (unos más que otros) y una trama que mezcla además un ingrediente de ciencia ficción que habla sobre clonación y súper poderes. Llevando a un final, un último número seis que desencaja los secretos y enseña las merecidas páginas llenas de acción que la historia merece.

El arte sin duda es exacto a lo requerido; detalles, líneas y colores de un tipo punk con algo de “glamour” para plasmar sobre todo a cada uno de los integrantes de The Clap y otras bandas de rock. La lectura es bastante sencilla y fresca en todo momento; no olvidemos que esta no es una historia de sucesos reveladores y sentimientos encontrados, es más bien una de comportamientos típicos del Rock (y otros géneros) que por medio de una actitud rebelde dan pie a un final que solo podría hablar de “sexo, drogas y rock´n roll”

Killapalooza es un comic fresco, que no intenta presumir nada, ni demostrar algo, es simplemente una historia que cumple ampliamente su cometido: Entretener al lector.

Killapalooza comic