Pandorum
pandorum

En el espacio profundo y a millones años luz de la Tierra, una gigantesca nave transporta la última esperanza de la humanidad.

Titulada también como: Terror en el espacio, esta cinta (Alemana-E.U.) es una especie de mezcla entre: Event Horizon, Dead Space (videojuego de xbox360 y Ps3), Mad Max y The Descent. Sin duda une satisfactoriamente todos aquellos elementos que son usados comúnmente en el cine de horror, gore, y sci-fi; Sin embargo tropieza dramáticamente dejando claro que por pequeños errores, esta película pudo convertirse en un clásico como Alien: El octavo pasajero. Aún así, deja satisfecho al público que simplemente desea impactarse y saltar del asiento más de una vez.

Elysium es una nave que lleva a 60.000 voluntarios hacia un planeta que se especula, contiene todo lo necesario para soportar vida. La cinta comienza cuando el cabo Bower (Ben Foster) despierta de un sueño en suspensión (dado que el viaje duraba más de 100 años), inmediatamente uno se percata que algo ha salido terriblemente mal, pues empezando por una serie de escenas silenciosas y tétricas, somos testigos de que al parecer el “plan de vuelo” es incorrecto y que nadie más esta despierto o vivo. Sin embargo poco a poco se nos presentan otros personajes como el teniente Payton (Dennis Quaid) y la guapa Nadia (Antje Traue) quienes junto a Bower, lucharán por sobrevivir contra una serie de criaturas sanguinarias de las que su origen es desconocido.

Dirigida por Christian Alvart (Caso 39) y escrita junto a Travis Milloy, la historia poco a poco se adentra en algo más que un largo viaje espacial, nos narran el destino de la Tierra, de los ocupantes del Elysium, de la paranoia y esquizofrenia que nombrada como síndrome “Pandorum”, deja ver y entender la fría soledad y desapego a la realidad que los protagonistas pueden sufrir al estar tan lejos de casa y encerrados en una “lápida” que se mueve hacia un destino lejano que incluso no se sabe, si se podrá llegar vivos o muertos. Recordemos que los protagonistas ni siquiera tienen conocimiento de cuanto han viajado, del porque de los cientos de tripulantes desaparecidos y mucho menos si la trayectoria que mantienen es la correcta.

A mi parecer la cinta mantiene un buen nivel, y lo mejor, realmente transmite la sensación de claustrofobia, violencia y hostilidad que reside dentro de la nave espacial, sin embargo, el diseño de criaturas (a pesar de ser bueno) no llegan a impactar como los usados en el videojuego Dead Space (poniendo un ejemplo), los escenarios igualmente en la mayoría de las ocasiones se mantienen simples y no reflejan modernidad, sofisticación, o ciencia ficción como es el caso de Event Horizon o las cintas de Alien, y es ausente una explicación más amplia del planeta al que se dirigen, lo sucedido en la Tierra, y algunos detalles más.

Pandorum, a pesar de tener sus fallas se mantiene fresca en todo momento y deja con buen sabor a todo aquel amante del horror y ciencia ficción que no sea muy “estricto”, pero su historia que “solo cuenta lo necesario para espantar” la aleja de convertirse en un clásico y probablemente de futuras secuelas, algo verdaderamente triste ya que las ideas manejadas y el final pueden dar para mucho. Una película que no te dejará inconforme, pero que difícilmente te hará regresar por más.

pandorum