Solomon Kane
solomon kane

Michael J. Basset (Deathwach) dirige una cinta basada en el personaje creado por Robert Ervin Howard en 1928.

Una oscura historia ambientada en principios del siglo diecisiete que habla sobre el camino de un mercenario quien luego de enfrentar al demonio, decide tratar de redimir los terribles actos de su pasado para salvar su alma.

Del escritor Robert E. Howard (1906-1936), mismo quien creara personajes como Conan y Red Sonja viene esta aventura adaptada al cine; Solomon Kane es un despiadado mercenario que solo ha conocido la violencia provocada por su espada y su sed de poder, algo que cambia radicalmente cuando el demonio se le presenta para reclamar su alma. Es entonces cuando Kane luego de luchar con esta figura infernal, escapa y decide vivir en paz por los años que restan.

Llena de violencia, algunos descuartizamientos, monstruos y demonios, esta película muestra el sendero de un héroe que se enfrenta a la interrogante de seguir viviendo en paz y no ver las atrocidades de una legión de asesinos, o comenzar una lucha (esta vez del lado correcto) donde tendrá que encarar con sus sangrientas habilidades a los raptores de una chica a quien él ha jurado proteger.

La fotografía es excelente y los tonos fríos que maneja encajan perfectamente con la narrativa y su nivel de gore (el cual no se trata de ocultar en ningún momento), el diseño de criaturas también es bastante bueno y ayudan mucho para crear la atmósfera tétrica que se busca. Un punto negativo sin duda es la duración que solo llega a la hora y media, y es que al final uno siente que todo fue más un resumen por la cantidad de cosas que pasan (el cambio de escenarios y el desarrollo de la trama por simple que parezca), deseando al final otra media hora extra que cuente a más detalle sobre ese mundo sombrío ambientado en el siglo diecisiete.

Solomon Kane termina demasiado pronto, llena las expectativas pero deja deseando más, tiene buenos elementos y sobre todo se toma de serio hasta el final… No como otra cinta a la que alguien dirá que guarda cierto parecido… Van Helsing.

solomon kane