The A-team (2010)
a-team

Acción, acción y más acción… Una película sin descansos y una buena dosis de creatividad.

Del director y escritor de la explosiva Smokin’ Aces (2006) Joe Carnahan nos sorprende ahora con la renovación de aquella serie de televisión ochentera que pocos deben recordar a fondo. Y a pesar de cualquier idea en su contra, lo cierto es que no solo amerita este relanzamiento, también una o dos secuelas que posiblemente se encuentren ya en desarrollo.

Obviamente no hay mucho que esperar en cuanto al trasfondo, la historia, o la trama de esta cinta, pero tampoco es que alguien le fuera a dar alguna importancia mientras su mente es arrastrada por todo lo demás… Un momento, es posible que si tenga algo extra, en cualquier caso seguramente no sea importante.

Así que pasando a lo mejor, no solo revive una serie de televisión para repetir hasta el cansancio como en otros casos, le inyecta en buena cantidad algo de humor y acción que sencillamente es, y afirmo con cada una de sus letras “demencial” Creo hasta donde recuerdo, que algunas de las secuencias que pueden ver en esta película son tan exageradamente ridículas y fantásticas ¡que jamás las había visto antes! Puede que en algún cómic o caricatura, pero en acción viva nunca.

Las actuaciones son geniales e incluso el tieso y casi digno Liam Neeson se abre al humor, la participación de Sharlto Cooper nos muestra que puede hacer drama alienígeno como en District 9 y también acción a todo poder de Hollywood (su personaje es increíble además) y el resto del reparto es más que agradable.

Hasta cierto punto, no puedo dejar de comparar A-team con Losers, siendo que las dos son películas de acción estrenadas recientemente, adaptadas de otros medios y parecidas en realidad ¿Cuál es mejor? Cada quien lo puede decidir, pero ninguna es mejor que otra y solo se dividen en cuanto que una se orilla más a la seriedad (aunque con toques de humor) y la otra cae de lleno en el pozo de lo extravagante (positivamente)

No cabe duda de que el cine de acción está de vuelta (una vez más) y con diferencia a intentos pasados que abusan con la repetición de formulas cansadas o que intentan añadir una justificación casi intelectual a sus sandeces, The A-team llega con sinceridad a divertir, hacernos pasar un buen rato y terminar satisfechos sin la necesidad de buscar algo que no existe.

Posiblemente una mayoría considere esta como una basura Hollywoodense, pero recuerden que esta pronta a estrenarse The Expendables y mientras la coronan como la reina de las porquerías, seguramente habremos muchos más enganchados con estas presentaciones de surrealismo que rompen los límites de lo creíble.

a-team