The book of Eli
book eli

Las películas del oeste están de regreso, pero en lugar de caballos y búsqueda de oro, se presenta una particular visión apocalíptica.

Han pasado 30 años desde la última guerra y Eli lleva ese tiempo recorriendo un largo viaje hacia el oeste, donde él sabe que se encuentra el lugar a donde pertenece el libro que protege con su vida. O eso es lo que más o menos se puede entender en esta cinta cargada con algunas escenas de acción, conversaciones prometedoras y situaciones agradables.

En este caso no puedo sino comentar detalles a favor y en contra, porque realmente no hay mucho en el contenido de esta película, que sin más simplemente transcurre medianamente entretenida y por desgracia es lo único que ofrece, cosas a medias.

Visualmente la película funciona, aunque hasta cierto punto me parece que la mayoría podemos concordar en estar cansados de ver el futuro como un desierto ¿acaso no hay presupuesto para nada más que arena? Y quizá tenga un serio problema ocular, pero ¿cuál es la maniática obsesión por la luz nuclear segadora, la falta de color y exceso de matices ocres? Diablos, se puede explicar tras un holocausto nuclear, pero ya es el colmo abusar de los filtros para ahorrar todo el tiempo y dinero posible.

Y en medio de todo se encuentra Eli (interpretado por Denzel Washington), un hombre que puede leer y demuestra algunos conocimientos de supervivencia, pero que por alguna razón extraña lleva 30 años cruzando Estados Unidos hacia el oeste… Sin entrar en detalles que arruinen la sorpresa, existe algo llamado percepción y orientación, cosas que el personaje demuestra durante toda la cinta y sin embargo ¿30 años? Es casi humor involuntario.

Por otro lado Carnegie (Gary Oldman) como su antagonista es bastante bueno. Un personaje con ideas e intelecto, el único que conoce la verdadera utilidad de un libro como arma para controlar a una sociedad y que gracias a algunos diálogos además de buena interpretación, permite que la cinta se desarrolle un poco más fluida e interesante.

El resto de “El libro de los secretos” no es ningún secreto, se trata de la Biblia ¿Qué esperaban? Peor habría sido la constitución de Estados Unidos. Tiene un final medio sorpresivo y un tanto alentador para una secuela, con la premisa clásica y desgastada del aprendiz como nueva esperanza.

En general es una película del oeste en todos los sentidos, el pueblo desolado gobernado por villanos, el héroe misterioso que llega a impartir justicia aunque obedezca a un propósito mayor, duelos, chicas en desgracia y un final que deja a todos satisfechos. Aunque como ya mencione en varios puntos, a medias. No es una pérdida de tiempo, pero creo que sirve para tantear este nuevo terreno que será retomado próximamente con The Road.

book eli