The Expendables
expendables

Finalmente se cumplió el sueño de millones y quizá una de las últimas grandes películas de acción.

Un grupo de mercenarios es contratado por 5 millones de dólares para hacer locuras (lo usual muchos disparos y explosiones) en un pequeño país Sudamericano. Lo inusual es que rechazan el trabajo y luego deciden hacerlo aunque por otra motivación. Y eso no es todo…

Con una historia por Dave Callaham (Doom) y dirigida por Sylvester Stallone. Está cinta reúne a casi todas las superestrellas que han dado rostro a películas repletas de adrenalina y situaciones inverosímiles pero bastante aplaudidas, como invitados a una reunión familiar para satisfacer las ilusiones de todo el público que siempre deseo verlos juntos en pantalla.

Y a pesar de lo que se pudiera pensar o esperar de este casi experimento, el resultado es un éxito precisamente porque mantiene esa atmosfera de amistad que parece existir dentro y fuera de la pantalla. Un lazo de hermandad que finalmente remata la cinta con un toque fresco, demostrando que de vez en cuando no es necesario tomarse las cosas tan en serio aunque estén bañadas en sangre y fuego.

Expendables es una cinta con un reparto increíble que no solo reúne a grandes como Stallone, Schwarzenegger y Bruce Willis. También incluye a algunos actores más recientes como Jason Statham y Jet Li. Pero sobre todo se puede agradecer con emoción que aparezcan otras personalidades de cintas casi siempre de bajo presupuesto (que por lo mismo se han convertido en estrellas) como Mikey Rourke y Eric Roberts.

En general engloba desde persecuciones en auto y peleas mortales, hasta explosiones sin respiro, todo con una ligera atmosfera ochentera que a diferencia de películas actuales donde ocurre lo mismo, no pretende sorprender con secuencias planificadas con tal perfección que pierden el sentido del peligro; En vez de eso, consigue crear de cada momento algo memorable y hasta cierto punto creíble e inaudito.

Y a pesar de que la edad de buena parte del elenco puede resultar en contra, lo cierto es que cada uno demuestra en acción, que no se encuentran limitados y son capaces de superar todos los obstáculos que se presentan dentro de sus capacidades, lo cual termina por convertirlos en personajes más reales que la gran mayoría.

Así que, de ser tomada como el mismo caso exitoso de First Blood y Rocky, esta película puede convertirse en la nueva franquicia súper explosiva que nos mantenga enganchados por algunos años. De lo contrario, Expendables es de inmediato un punto que marca la historia del cine de acción y posiblemente una joya irrepetible que será recordada por siempre.

expendables