The hurt Locker
hurt locker

La zona de muerte, la del máximo dolor, aquella donde una pequeña distracción puede matar a todos quienes te rodean.

Nominada a nueve premios de la academia y ganadora de seis, entre ellos mejor director y mejor película, además ganadora de seis 2010 BAFTA awards. The hurt locker muestra sin compromisos las angustias y deberes de un equipo EOD (Explosive Ordenance Disposal) que cuenta cada día mientras desactiva bombas y acude a llamadas de alto riesgo en Irak.

Presentada por Summit Entertainment, dirigida por Kathryn Bigelow y escrita por Mark Boal (periodista “freelance” presente en la guerra de Irak donde acompaño a un escuadrón antibombas) Hurt locker muestra una historia que en lugar de hablar de conspiraciones, embrollos políticos y alguna inclinación “pro-guerra” o propaganda terrorista, nos habla sobre (por decirlo) el sentir del ser humano (o de los soldados) en el campo de batalla, sobre la tensión de cada día donde literalmente alguien puede morir si el seguro del arma esta puesto o no, si cualquier cosa se convierte en distracción, sobre la presión y “las paranoicas precauciones” que se deben ejercer continuamente para mantenerse con vida.

Es por esto que sin duda se trata de una película de drama bélico con largos momentos de acción los cuales por medio del alta calidad de los elementos (audio, dirección, fotografía e incluso actuaciones) te mantendrá paralizado de los nervios y a una expectativa la cual te dice que absolutamente todo puede suceder en cualquier instante.

Entre el reparto se encuentran las actuaciones especiales de Guy Pierce, Ralph Fiennes y David Morse. El papel protagónico se lo lleva Jeremy Renner quien representa al sargento en primera clase William James (líder del equipo OED) quien inmediatamente nos hace notar de su “demasiada tranquilidad” en todo momento, alguien que de alguna forma se ha vuelto adicto a la guerra y que ha perdido totalmente la capacidad para funcionar en un mundo con preocupaciones de otra índole que no sean morir de un disparo o convertirse en polvo debido a una explosión. Sin duda un personaje fríamente trágico que por un lado intenta mantener la cordura a cualquier costo y que guarda o intenta guardar sus temores dentro de un cajón para seguir de pie en algo que le mantiene alejado de ese mundo monótono donde su familia le espera.

En lo personal “The hurt locker” (o Zona de miedo) es una cinta bastante buena que no pretende demostrar que “bando es mejor o peor” ni trata de hacer una propaganda de guerra. Simplemente es una película que plasma como es la vida de estos soldados mientras cumplen con su deber y lo más importante, se mantienen con vida. Es una historia que guarda entre líneas como el hombre puede llegar a adaptarse de pronto a un ambiente diariamente tan hostil que este se comienza a transformar en “lo que es normal” llevando a la pregunta ¿se puede dejar de ser humano para sobrevivir? Y si es así, ¿Cómo se puede regresar al hogar? En donde no pasa nada y poco es especial. Donde continuamente no tendrás una amenaza que te haga sentir vivo de verdad.

hurt locker