Whispers in the walls #01
whisper walls

David Muñoz, co-escritor de El espinazo del Diablo nos cuenta una tétrica historia.

Sarah despierta de un sueño profundo para luego recordar que no solo su familia fue destrozada por monstruos, sino que además ahora parece estar atrapada en un siniestro hospital donde los doctores insisten en darle dos píldoras diarias por una supuesta enfermedad.

Publicado por Humanoids e ilustrado por Tirso este primer número de seis por un lado tiene bastantes segmentos “mudos” y muchos otros que se mueven con líneas de diálogo muy bien escritas que dan aires de horror, misterio, una gran desesperación y un doble sentido que logra crear una desconfianza total hacia los personajes que intentan mantener prisionera (por decirlo de una forma) a la pequeña Sarah, un niña que perdió a su familia y que de pronto se ve rodeada por doctores en una casa (hospital u orfanato) donde las paredes empiezan a emitir pequeñas voces.

Pero no solo eso, en este número descubrimos también sobre unos sanguinarios monstruos que de pronto salen de las sombras del pasado y sobre algunos gritos de muerte que de manera desgarradora, inquietan por las noches a los guardias y a la protagonista de la historia. Imágenes de muerte, celdas inundadas de sangre y disparos que intentan detener algo son los sucesos que de pronto se empiezan a desarrollar en aquel lugar que resguarda (seguramente) terribles secretos. Secretos que Sarah deberá descubrir para no caer en las garras de la muerte.

El arte es desde la primera página bastante bueno y demuestra continuamente la soledad tanto del lugar como personajes, tonos fríos, sombras continuas y una narrativa dinámica que funciona tanto en escenas mudas como habladas, que hacen de este un cómic singular que atrapa al lector y lo sumerge dentro de un mundo siniestro y peligroso (sobre todo para los niños de la historia)

whisper walls