Black Swan
black swan natalie portman

Una brillante película que continuamente sume al espectador en la duda y expectativa

Un triller psicológico de ciento tres minutos bajo la dirección de Darren Aronofsky mismo quien antes llevara al cine películas como The Wrestler, The Fountain, Requiem for a dream o Pi (El orden del caos)

Nina Sayers es una tímida, perfeccionista y fría bailarina que aspira de tal forma el protagónico en el ballet “El lago de los Cisnes” que su vida ha cambiado por completo, paulatinamente ella descubre otra faceta de sí misma, una que quizá le incomode, pero que a su vez le puede ayudar a cumplir su objetivo ya que dicha obra se caracteriza por una misma bailarina personificando dos papeles totalmente opuestos.

Lo que Nina empieza a temer y rápidamente sale de control, es que los varios factores en su vida, como una madre sumamente controladora, las presiones de su trabajo y la continua presión por ser mejor, le crean una especie de paranoia en donde la personalidad dulce y frágil es terriblemente culpable de no lograr ciertos objetivos, de esta forma ella debe lidiar con todo lo que le rodea y además su tipo de carácter, llevándola así por un viaje de descubrimiento pero que roza lo autodestructivo.

Una historia que pasa por el sufrimiento, los deseos inciertos, la frustración, el odio, el abandono y por el amor al arte hasta sus máximas consecuencias; una transformación completa de un personaje al que se le pide todo hasta la última gota de sangre; es cuando la locura parece florecer y un choque psicológico es inminente.

Y tal como es nombrada la película “Black Swan” (cisne negro), entra a escena esta nueva Nina que seduce con sus movimientos y que es completamente audaz pero que también es capaz de cometer devastadoras acciones, algo que iría en contra de la antigua Nina, quien por decir, se mostraba privada de libertad y que paradójicamente, luego de sobrevivir como un cisne blanco ahora solo buscaba escapar con su nueva y enajenante forma.

Una trágica historia llena de momentos impactantes, acompañada de buenas actuaciones y una orquesta digna de la obra que se maneja y de la que trata la cinta.

En lo personal la recomiendo tanto para los que conocen el trabajo de Aronofsky o como para quienes buscan una intrigante historia de momentos perturbadores donde uno no sabrá las consecuencias si no hasta el final (el cual por cierto es bastante bueno)

black swan mila kunis