Blitz
jason statham blitz

Jason Statham debe atrapar un asesino de policías en Inglaterra. Un triller donde la muerte acecha a la vuelta de la esquina.

Llamada igualmente como “Persecución mortal” esta no es una cinta de acción y simplemente bastante lejos de lo que son las historias de The Transporter o Crank; sin embargo para quienes busquen algo más que escenas peligrosas y peleas continuas con Statham, bueno, esta puede ser una opción.

Dirigida por Elliot Lester y basada de la novela por Ken Bruen (de mismo nombre), Blitz es una película de hora y media que comienza presentando al detective sargento Tom Brant, alguien que parece tiene una cierta falta de autocontrol, lo cual se agrava cuando notamos que los problemas siguen a dicha persona sin dejarle otra salida más que una explosión de violencia la cual obviamente ha mandado a más de uno al hospital. Un policía casi del tipo “duro de matar” que vive en soledad pero siempre fiel a la justicia.

Un triller que se apoya no en reservase para el final la identidad del asesino de policías, si no en mostrar a este villano (representado por Aidan Gillen) que de forma descarada se pasea casi impunemente por las calles aún después de arrebatar de la vida y a sangre fría a varios oficiales, los cuales por supuesto eran compañeros del detective Brant; sin embargo, lejos de tomar este pretexto para la “lluvia de sangre y violencia” la historia es narrada por diferentes perspectivas para mostrar otros personajes y sus problemas, dicho esto, es claro que Statham no tiene el cien por ciento de aparición en cada toma (por decirlo de una forma), alejando así la imagen que se podría tener por películas como The Transporter o Crank (ya mencionadas).

En general el tono de la cinta es bastante serio y se escapa casi continuamente de los clichés (no es cine de Hollywood), las actuaciones dejan que cada actor haga “lo que mejor le sale” marcando así un buen balance entre personajes y una narrativa que jamás sale de control pero que sin embargo tampoco profundiza mucho o al menos trata de complicar las cosas.

Personalmente Blitz no es una súper producción, no vomita carisma por doquier, no está plagada de clichés, de chistes, de situaciones irónicas, de música pegadiza, de ultra escenas de acción, es una cosa que se esfuerza por mantener una identidad propia pero que corre el riesgo de pasar seriamente desapercibida. En pocas palabras una buena película que por un lado no tiene acción pero que por el otro tampoco sacia el apetito por ver un dramático triller.

blitz jason statham persecucion mortal