Blue Estate
blue state criminal

Que no te engañen, esta chica parece no ser buena… al igual que la historia que gira en torno a este comic.

Con un buen comienzo lleno de personajes “interesantes” como es un inútil detective privado, un maestro de las artes marciales y estrella del cine, una chica con una vida inquietante, un montón de mafiosos, policías y un productor lleno de malos negocios, esta historia parece que podría funcionar…

Viktor Kalvachev (Pherone) y Kosta Yanev escriben una historia original que si bien podría ser llevada a la pantalla grande, también tiene un comienzo prometedor que luego (dependiendo de algunos) empieza a desplomarse cual edificio en un terremoto de proporciones estratosféricas. Blue Estate es un comic de misterio publicado por Image.

Rachel Maddox es una chica que desde inicio nos da alguna pista que algo malo tuvo que suceder para que su apariencia cambiara, es cuando un flash back de treinta y seis horas nos muestra que dicha persona es una co-estrella de una muy popular serie de películas de nombre Hunt to Kill (la cual ya lleva ocho entregas) ¿y con quien comparte crédito? Bueno, obviamente un maestro de las artes marciales llamado nada más y nada menos que Bruce Maddox; juntos son la pareja más llamativa del cine y no solo eso, el productor, Vadim Petrovich Razov es también, un criminal. Alguien que junto a otros han terminado por controlar los negocios del bajo mundo, drogas, prostitución, robo de identidad y un largo etc.

La policía los persigue, las sospechas comienzan, Bruce trata de guardar sus secretos, Rachel da muestras de una vida oculta y un tonto detective en el momento y lugar oportuno son los elementos que harán un caos de crímenes donde todos parecen tener sus propios planes.

Las ilustraciones son bastante llamativas, llenas de color, con usos marcados de tinta, tonos fuertes, blancos y negros, pantallas y cuadros detallados; las diagramaciones son bastante sencillas pero justas para contar la historia, una trama que seguramente se irá cerrando hasta que los personajes comiencen a caer.

En lo personal todo comienza de buena manera, con varios detalles que uno puede amarrar en la sospecha y personajes que presuponemos serán de importancia en el futuro, sin embargo no todo brilla y más adelante en el desarrollo las cosas parecen cambiar de tono; la narrativa por el detective es cortada a tal punto que uno se pregunta si en verdad no era importante el narrador del primer número, si, algo confuso. En general un pequeño tropiezo que para algunos puede o no dar importancia. Después de todo ¿las cosas pueden regresar a su carril no? De cualquier forma, para aquellos que estén ansiosos por un comic de misterio, creo pueden dar oportunidad a este título y decidir si es o no bueno.

rachel blue state noir