Exorcismus
exorcismus wtf demonio

También llamada “La posesión de Emma Evans” la cinta se desvía moderadamente sobre lo que estamos acostumbrados a ver.

Es imposible no pensar en vómitos, mal lenguaje, profanaciones de algún tipo, situaciones sexuales, levitación, portazos repentinos, voces terroríficas y cruces que arden en llamas cuando a uno le mencionan sobre alguna historia de exorcismos. Si, en verdad y desde los setenta el género está bastante gastado y lo peor… todos terminan en lo mismo… o casi.

Emma (Sophie Vavasseur) es una adolecente que estudia en casa, desde inicio uno se percata que algo anda no muy bien con ella, ya sea por sus ideas de cortarse la piel, su fuerte y tierno a la vez temperamento, su frustración por no poder acudir a una escuela como todos sus conocidos y uno que otro detalle como convulsionarse, ver cientos de cucarachas, escuchar voces y perder el conocimiento. En fin, uno no podría imaginar que sufre de posesiones demoniacas ¿verdad?

Suerte para ella su tío es un sacerdote con experiencia en estos casos, la mala noticia, que su ultima paciente terminó muerta. Sea bueno o negativo, es la única opción que le resta luego de haber acudido con distintos médicos (los cuales obviamente no encontraron nada); su familia está inquieta y Emma está preocupada por percatarse que incluso puede llegar a lastimar las personas que quiere, como su padre, su madre y su pequeño hermano.

En este punto la cinta se aleja un tanto de lo normalmente visto, mostrando ahora como la familia es la que absorbe el dolor y sufrimiento, de hecho tanto así que esta comienza a desmoronarse por las presiones ahora (puede ser) cotidianas de tener al tío Ennis realizando sesiones de exorcismo a la pobre Emma, quien por supuesto empieza a mostrar más momentos demoniacos que se podría decir “lúcidos”. Una engañosa entidad cuya existencia se basa en hacer sufrir a otros se torna cada día más y más poderosa, dejando sin esperanzas al padre Ennis y obligándolo a pedir ayuda a un viejo amigo.

La posesión de Emma Evans (Exorcismus) es una película (de 90 minutos) española dirigida por Manuel Carballo y escrita por David Muñoz; personalmente una que muestra todos los recursos ya vistos anteriormente por este género, algo que puede aburrir hasta el cansancio y olvidándose así de la trama. Sin embargo para quienes se aventuren a ver “otra película de exorcismos” encontrarán una mediana grata sorpresa al notar que detrás de tanto cliché, existe y se presentan elementos distintos a lo que se podría estar acostumbrado, como he dicho, es llamativo ver un desarrollo más centrado en el drama familiar que en el exorcismo en sí; los personajes no tienen un súper desarrollo pero no por ello dejan de importar y llegado el momento uno comprende más la tragedia por ciertos fanatismos y obsesiones, claro, todo con un pequeño empujón demoniaco.

Y por cierto, si lo que desean es encontrar grandes dosis de gore asqueroso… aquí no las encontrarán.

la prima cachonda de exorcismus y posesiones demoniacas