Hanna
hanna movie triller

Buenas escenas de acción, fotografía impecable, banda sonora electrónica y actuaciones que sumergen al espectador en la trama.

Dirigida por Joe Wright quien también ha trabajado en cintas como Pride & Prejudice, Atonement y The Soloist, ahora regresa con una historia escrita por Seth Lochhead y David Farr (quien también escribió algunos episodios de la serie de ciencia ficción Outcasts) y con las actuaciones de Saoirse Ronan, Eric Bana, Cate Blanchett, Jason Flemyng, Olivia Williams y Tom Hollander presentan Hanna, une película sobre una misteriosa chica a la que quieren ver muerta.

Un triller (y si se puede decir, con toques de Bourne Identity) que mantendrá al espectador al filo del asiento por las casi dos horas de duración; persecuciones, misterio y conspiraciones, son cosas con lo que Hanna (Saoirse Ronan) está aprendiendo a vivir, pero no solo eso, ella apenas se encuentra en descubrimiento del mundo, algo tan simple como una imagen de televisión o la luz proveniente de una bombilla se han convertido en extrañas y nuevas sensaciones.

Una chica de dieciséis años que ha vivido (hasta donde puede recordar) en una cabaña ubicada en Finlandia y bajo la tutela de Erik Heller (Eric Bana) quien dice ser su padre, persona que le ha entrenado para matar, cazar y hablar en numerosos idiomas, siempre con una fría determinación que la ha marcado con una personalidad implacable, casi sin misericordia y con una cierta incapacidad para las relaciones humanas. Así es como Hanna nunca ha conocido una vida más que la de cazar para sobrevivir mientras se pasan los años como si nada existiese fuera de las heladas montañas.

Sin embargo esto comienza a mortificarla haciendo que se pregunte como es en verdad el mundo, es cuando Erik le muestra un aparato mientras le dice “cuando estés preparada pulsa este botón y serás libre” obviamente una mañana y sin que su padre se percate, ella presiona y enciende la señal que comenzará la persecución mortal con la que tendrá que lidiar para sobrevivir.

En un santiamén, agentes de la CIA llegan a las montañas, entran con brutalidad en la cabaña y mientras Erik pelea con ellos Hanna escapa, dejando atrás su infancia y adentrándose en el extraño lugar que tanto anhelaba descubrir. Pero lejos de ser libre aún, una agente corrupta llamada Marisa Wiegler (Cate Blanchett) se propone aniquilarla bajo cualquier costo dando la sensación de que Hanna es quizá un programa experimental que nunca debió ver la luz, un proyecto cancelado donde entraban responsables científicos y militares, personas como Erik Heller.

La cinta en todo momento (y tal como suena) está plagada de misterio, de diálogos que hablan sobre eventos en el pasado y personajes que anteriormente se conocían, todo mezclado con escenas de acción donde se da a notar la búsqueda que tiene esta chica para descubrir su origen, su familia real y la identidad de sus atacantes. Una historia con una banda sonora (The Chemical Brothers) que se adapta de forma perfecta a las circunstancias remarcando así cada instante durante su desarrollo.

En lo personal Hanna tiene muchos elementos buenos, es realmente interesante como se desarrollan las cosas, sin embargo al final uno termina con el sentimiento de no saber nada específico más que algunos obvios pequeños detalles, dejando una historia inconclusa que da pié a imaginar una secuela para contar a fondo lo que ha sucedido. En resumen, una película de acción que durante sus casi dos horas, se limita a mostrar persecuciones y bosquejos sobre la razón de los eventos.

hanna orgullo y prejuicio atonenment