Last of the living
last living zombies

Sesos, entrañas y algo de sangre, noventa minutos de “acción zombi” sobre un pequeño grupo de sobrevivientes.

Como ya es bastante habitual (lol) un virus ha terminado con la raza humana, ahora los zombis caminan por la tierra, son numerosos y lo único que hacen es pasearse por las calles en busca de alguna víctima. Un mundo en el que los sobrevivientes no saben si verán otro amanecer…

Dirigida por Logan McMillan, es una cinta (del 2009) proveniente de Nueva Zelanda con varios toques de humor que muchos fans del género encontrarán parecidos con otras películas e incluso videojuegos como es el caso de Dead Rising, hablando de escenas donde los muertos vivientes son atropellados, cortados, o golpeados con utensilios comunes, autos (en este caso un muscle car modificado para la ocasión), palos de golf, bates de beisbol, cierras eléctricas e incluso una guitarra eléctrica; claro, contando además de un poco de armas de fuego y una que otra explosión.

Last of the living narra exactamente lo que el nombre sugiere, una cuenta regresiva para saber quien será el último sobreviviente de un puñado de personas, un músico de rock, un contador, un actor y una científica en busca de una cura para la humanidad. Personajes con distintas características de comportamiento que se las arreglan para convivir y tomar con cierta calma en lo que se ha convertido el mundo.

En este sentido y para quienes conozcan el comic, la cinta es bastante reminiscente con “Living with the Dead” en cuanto al tipo de humor y clase de narrativa, es decir, al inicio tenemos a los tres personajes masculinos que simplemente pasan sus días con calma y con bastante humor, si se aburren de una casa se mudan a otra, cuando necesitan provisiones van a una tienda y de paso visitan la vieja tienda de discos para llevar algo de música y en cada encuentro con un zombi no parece existir mucho temor, en lugar de eso es como una oportunidad para “relajarse” mientras se cuestionan si existe alguna o algunas chicas en el mundo (y que no estén infectadas por supuesto), algo que se cumple cuando por accidente conocen a la que podría tener la cura para revertir el proceso de un zombi.

Una de esas cintas fáciles de disfrutar, que posiblemente agrade a los fans del género pero que sin embargo no cuenta con las usuales montañas de gore y violencia en exceso como otras producciones, aún así una para tomar en cuenta y que en lo personal es mejor que “World of the dead: The Zombie diaries”

last of the living zombies comedi