Medium Raw: Night of the Wolf

medium raw the red riding hood the wolf
Un asesino serial nombrado como “The Wolf” es el culpable de la muerte de quince niñas, siempre dejando un mensaje en el lugar del crimen.

¿Are you the wood cutter? Es una extraña pregunta que aparece marcada con garras de acero en todos aquellos sitios donde las víctimas son encontradas, una pregunta que Johnny Morgan ha logrado leer y recordar durante el paso de los años, luego de ser testigo del brutal asesinato de su pequeña hermana.

The Wolf, nombrado así por usar una vestimenta metálica con apariencia de lobo donde sus fauces funcionan como una trampa para osos, es un criminal que ha escapado de la justicia continuamente; tanto así que Johnny ha crecido para convertirse en detective de policía con la esperanza de algún día vengar la muerte de su hermana, un suceso que nunca le ha dejado descansar y que noche tras noche le despierta recordándole se podría decir, es la única razón de su existencia.

Dirigida y escrita por Andrew Cymek (quien también interpreta a Johnny), Medium Raw: Night of the Wolf (no confundir con el libro por Anthony Bourdain) es una cinta de cien minutos donde se presenta las más aterrorizante historia de asesinos y dementes… era broma, solo es aterrorizante por los continuos momentos de humor involuntario y muchas, muchas escenas que casi llegan a algo medianamente… quizá decente.

Por algún lado he leído que dicha cinta es un gran logro por sus fantásticos enemigos… algo que por lo cual me animó a verla; lo cual fue un gran error para ver suspenso y un gran acierto para ver una comedia repleta, ahogada en actuaciones pésimas, un guión lleno de huecos y un sinfín de momentos “quiero dar miedo y no puedo” donde un asesino con una armadura casi medieval deja mensajes sobre un leñador que nunca vamos a saber quién es con certeza… bueno, puede que un poco, después de todo, esta película toma detalles sobre el popular cuento de “The red riding hood” para convertirlos en algo “horroroso” donde existe una niña de capucha roja, un lobo feroz, una abuelita y un leñador.

Sin duda lo primero que llama la atención no es en sí el terrible demente, sino un asilo psiquiátrico con toda la apariencia de un Arkham Asylum y no lo digo por la arquitectura, más bien por las criaturas que habitan en su interior; una caníbal, un fetichista extremo, alguien que cree ser la mano de Dios y un “Bane” en todo el contexto de la palabra, un personaje que se lleva las palmas al ser tan llamativo (un punto bueno en la cinta?), alguien que gruñe entre las sombras y que muestra un desquiciado enfado sin control cuando mira el color rojo, todo para dejar notar grandes cadenas que lo contienen dentro de su celda, la cual por supuesto hacer temblar los pasillos del asilo cuando “Bane” muestra su descomunal fuerza claramente sobrehumana.

Sí, pensándolo mejor dicha cinta tiene unos personajes bastante pintorescos… sin embargo ellos no son lo que importa realmente en la historia, es Johnny y su búsqueda de venganza continua, que tiene su oportunidad cuando mágicamente capturan al famoso “Wolf” para ingresarlo a Arkham… bueno ustedes me comprenden.

Así que ahora hay más dementes en el asilo, y no solo eso, en este lugar de extrema seguridad con cámaras de vigilancia, rejas y lo que uno podría imaginar, también entran en escena una niña perdida (en serio, una niña), Johnny… en fin, todos los que podrían estar en el asilo, es decir, todos los personajes de la película, están de pronto transgrediendo las normas de seguridad al pasearse como “Juan en su casa”

Y que sería más emocionante que eso, pues que de pronto las luces se apagan y al encenderse todas, absolutamente todas las celdas están abiertas, claro, la primera escena es la de “Bane” gruñendo porque ejem, las luces de emergencia son rojas (demonios!), creo a estas alturas ya cualquiera se imagina lo siguiente; una persecución entre pasillos donde la gente comienza a morir, el lobo persigue a Caperucita quien más tarde la captura al hacerse pasar por la abuela… y el leñador? Obviamente Johnny.

En lo personal y si no les importa perder algo de su tiempo, dicha cinta es recomendable (en serio lo dije?) pero no para sentir el terror, sino entretenerse con una serie de fracasos de todo tipo, en fin que hay películas que no son recomendables para nada, pero esta tiene un algo que puede llamar la atención, ya sea por sus diálogos, sus actuaciones y un sin fin de momentos donde simplemente no se puede creer lo que se está viendo. Claro, y un asombroso giro en la historia donde pasará algo que nadie se imaginaría jamás… en serio creo una cinta para ver entre amigos mientras todos hablan y exclaman frases entre asombro y risa de “no puedo creerlo”

medium raw red riding hood the wolf movie