Paris Lockdown
paris lockdown paris bajo fuego

Dirigida por Frédéric Schoendoerffer, una cinta del 2007 que plasma un mundo de crímenes y violencia

De un continuo toque realista, es una hora y media llena de traiciones, paranoia, ambición y deseo; una que llevará al espectador por enérgicos momentos de acción, escenas de tensión y una trama que lentamente se cierra hasta dar muerte a los personajes.

Claude Corti es un jefe de la mafia (frío, calculador y ultra violento en momentos) que prácticamente posee todos los sucios negocios que se podrían imaginar, tráfico de armas, de drogas, dueño de clubs, prostitución y entre otros, no solo le entregan un poder en el bajo mundo, también una necesidad paranoica de estar siempre listo a un peligro de cualquier índole. Los que trabajan para él saben que siempre las cuentas deben estar claras, lo que se complica cuando algunos cuantos deciden traicionarlo, es entonces que una cuenta regresiva comienza.

Todos se cuidan las espaldas y a su vez nadie esta cien por ciento seguro sobre en quien se puede confiar. Se forman los bandos y obviamente mala suerte para el que muera. Una cinta que en lo personal (aparte de ser atractiva) pareciera tener algo en común con el videojuego Grand Theft Auto por ser un viaje violento donde cualquier cosa puede pasar y donde se nos muestran todo tipo de situaciones.

Las actuaciones son realmente buenas y a pesar de que varios personajes se podría decir, son clichés de toda la vida, estas resaltan cada momento como algo fundamental en la historia; nada está de más y existe una cierta “frescura” que continuamente mueve la película por su desarrollo, nunca sobre-explotando un recurso y siempre manteniendo la trama como lo principal.

Tanto la fotografía como el sonido son de aspecto realista, escenas en lujosos restoranes, momentos en avenidas, calles y bodegas resaltan por su forma natural y cotidiana de ser presentadas. Sobresalen de gran manera las persecuciones y tiroteos a plena luz del día, momentos que sin duda levantan la película y brindan dramatismo sobre lo que sucederá después.

Más de uno encontrará parecidos con estilos propios de Michael Mann o Martin Scorsese en cuanto a construcción de escenas se refiere, ángulos de cámara, diálogos, actuaciones, situaciones y escenarios que ya son clásicos para mostrar un cierto desarrollo; lo cual no es negativo al pensar de quien se toma referencia, pero claro, es imposible dar el gusto a todos (lo cual es totalmente válido) y que por ende puede favorecer o no la percepción de dicha película.

En lo personal “Paris Lockdown” (Truands) ofrece al menos una gran calidad en todos sus aspectos, tiene buenas actuaciones, una historia con un buen desarrollo, es interesante, las escenas de acción son frenéticas y por sobre todo, es dinámica, no se reduce a mostrar puros balazos o violencia de otro tipo, si no que toma fuerza en la trama y personajes. Lo cual puede aburrir algunos por supuesto.

paris lockdown mafia en paris