Rise of the Planet of the Apes
rise of the planet of the apes

Precuela de la cinta original de 1968 donde Charlton Heston descubrió que la Tierra había cambiado para siempre.

El horizonte guarda una tormenta entre prácticamente dos especies; el odio, la falta de entendimiento y de humanidad hacia los animales lleva a una lucha donde solo el más fuerte será el vencedor. Una batalla que no habla de revolución, si no de evolución.

Sin embargo una historia “reinventada”, precuela no precuela que no tiene nada que ver con la de Tim Burton ni las anteriores producciones o serie de televisión ¿confuso? No creo que importe de mucho, pues obviamente habrá mucha gente que estará disgustada sobre “como los simios se apoderaron del planeta” al igual que otros dirán “ok, suena lógico” de cualquier forma es de aceptar que esta película dirigida por Rupert Wyatt funciona perfectamente no por sus grandes y realistas efectos especiales, si no por el drama y suspenso que se desarrollan.

Las actuaciones son buenas sin embargo tengo que decir que Brian Cox está un poco “desaprovechado” aquí en su papel de John Landon el dueño se podría decir de un hábitat para animales, por otro lado James Franco y John Lithgow representan bien sus papeles y que decir del “odioso” Tom Felton (Dodge Landon) un muchacho bastante malcriado al que uno solo desea ver su castigo a merced de César el chimpancé que ha desarrollado un intelecto formidable gracias a una droga experimental.

Hablando de drama es de agradecer que los efectos visuales no son la principal atracción sino una herramienta que va de la mano para ayudar a plasmar a César en sus facetas de entendimiento en el mundo que vive, desde expresiones de amabilidad y piedad hasta algunas de furia, odio y como no, de raciocinio; detalles que no servirían de nada si no fuésemos testigos del tipo de vida que ha tenido, desde sus inicios, hasta el punto clave donde él mismo se percata que quizá no tiene lugar (o nadie le dará lugar) entre las personas pero tampoco entre los animales, un eslabón sin hogar que necesita encontrase con su misma especie ¿pero que es él? ¿un humano? ¿o un chimpancé? Quizá por esto y además observando las injusticias que ha experimentado es como decide provocar una revuelta, una lucha por encontrar finalmente un hogar.

Algo que termina por explotar y lleva a la confrontación principalmente con la policía donde inicialmente y a pesar de la violencia, César trata de no dañar a ningún ser humano, vemos en él signos de piedad y un sentimiento de “simplemente escapar” de todos los que le han dañado; así es como junto a sus hermanos (se podría decir) lleva a cabo esta salida hacia la libertad, lejos de los experimentos y personas como Dodge Landon. Al final algo que da pie a imaginar el quiebre de la “civilización” gracias también a otro asunto que me hubiese gustado tuviera más desarrollo.

Una historia que comienza, que en tan solo hora y media muestra muchas cosas dejando al público con ganas de más y esperando como no, una secuela o finalmente una trilogía con el mismo cuidado enfoque. Yo en lo personal deseo ver más de este nuevo Planeta de los Simios.

rise of the planet of the apes james franco