The Neighbor Zombie
zombies zombie zompiepocalipse horror korea

Ochenta y seis minutos, seis historias que presentan unos muertos vivientes bastante humanos en esta cinta proveniente de Corea.

El fin del mundo “civilizado” comienza cuando una infección es propagada rápidamente gracias a la supuesta vacuna del SIDA; el caos por la ciudad de Seúl es inminente y el ejército tiene autoridad para disparar a matar a cualquiera que parezca infectado. Una pesadilla que no tendrá fin.

Resaltando a primera vista el impactante trabajo de maquillaje, las escenas y momentos gore son elementos no indicados para un público infantil, luego de eso vienen las seis historias que nos presenta esta cinta de Corea del sur, “Mi vecino zombi” no solo se adentra en el apocalíptico mundo de los muertos vivientes come cerebros (y en general carne humana) con varios y contundentes momentos de tensión regida por la narrativa (más que por sangre y vísceras), también nos plantea una original forma de hablar sobre estas desdichadas criaturas.

En lugar de ser testigos de masacres y horror por parte de un grupo de humanos, cada una de las historias centran su fuerza en plasmar los varios sentimientos que alguien podría cruzar durante el proceso de convertirse en un zombi, desde el miedo por la infección, el miedo de ser “un buscado” y pasando por la idea de morir de una forma desagradable.

The Neighbor Zombie tiene de todo, amor, drama, triller, acción, una retorcida comedia y personajes bastante profundos que no hablan simplemente de “matarlos a todos” o “morir del terror” es una película que los fanáticos de estos seres querrán ver al menos para admirar otro ángulo de vista. Sin duda casi una hora y media que entregará largos instantes de tensión psicológica y otras gracias a escenas donde la violencia está pintada de rojo, menciono de nuevo, gracias a un gran uso de maquillaje que para muchos se verá tan realista que incluso llegará a dar asco y repugnancia.

En lo personal estos vecinos son bastante desagradables pero no por eso menos humanos, tal y como se plantea en las historias; un cine para los fans de muertos vivientes o de las producciones provenientes de ese lado del mundo, uno que normalmente sorprende con imágenes que abarcan desde el humor más irracional, hasta lo más horroroso, un cine que no siempre encaja con la visión de Hollywood y que muchas veces no tiene la oportunidad de abrirse paso entre las salas de cine, claro, hasta que aparece un remake.

Y sobre todo, mejor que otras “cosas raras” de zombis, de esas que solo parecen explotar esta extraña fascinación.

zombies zombis horror dead living korea apocalipse