Triangle
triangle time lapse loop

Una historia que a lo largo de la trama no dejará de presentarte cosas nuevas y retos para la protagonista.

Cinta (del 2009) dirigida y escrita por Christopher Smith que abarca temas como paradojas temporales, realidades alternativas e incluso se podría decir un viaje al infierno de una madre que lo único que desea, es regresar con su hijo que la espera en tierra.

Jess tiene un pequeño hijo autista, parece que últimamente la vida no le ha sonreído mucho, está agotada tanto física como mentalmente, por suerte a conocido una persona en el lugar donde trabaja, un amable hombre que le ha propuesto salir a navegar junto con otros amigos. Sin imaginarlo, ella descubrirá que este es solo el “comienzo” de una pesadilla pues son tomados por una extraña tormenta que los hace naufragar para dejarlos a la deriva en medio de las aguas. Tiempo después los asustados sobrevivientes son encontrados por un viejo barco al que obviamente abordan pensando que milagrosamente han sido rescatados.

La historia es interesante en todo momento y para dar un ejemplo claro, es como aquellas escenas de Back to the Future donde Marty McFly podía observarse a sí mismo en sus viajes a través del tiempo, todas sus acciones y las de otros personajes etc. Básicamente así es Triangle, solo que con muertos, en un barco abandonado en medio del océano y una espesa bruma fantasmal.

Sin embargo lejos de cómo pueda sonar, esta película Británica-Australiana estrenada en el London FrightFest Film Festival es de inicio a fin completamente atrayente por su continuo suspenso en el que veremos a una mujer que desesperadamente intenta regresar a su línea temporal (o dimensión) intento tras intento, llevándola por un exhaustivo viaje donde se percatará que no es la primera vez que ella está ahí. Algo que (a mi parecer) entrega mucha curiosidad y que por supuesto infunde temor al personaje.

Melissa George en el papel de Jess, es quien guía la cinta con una actuación realmente buena pues toma fuerza con todos y cada uno de los distintos personajes temporales que representa, es decir, siempre es Jess, pero uno observa una gran diferencia de cambios de ánimo entre cada secuencia; como se mira al inicio es una madre preocupada con signos de cariño, escenas que uno toma por referencia y que sabiamente luego son complementadas por “lo que sucede realmente” enseñando al público otra faceta totalmente distinta de lo que teníamos en mente en cuanto a su relación con su hijo. En resumen este es solo un pequeño ejemplo de los “cambios de ánimo y se podría decir, de personalidad” que la actriz debe conseguir para hacer una notable diferencia que la haga convincente en una serie de viajes por distintas realidades o tiempos que se muestran sobrepuestos en este gigantesco barco fantasma.

Personalmente es de agradecer que al final Jess no es una psicópata esquizofrénica que simplemente ha decidido matar a todos en el barco, imaginando diferentes personalidades etc. En este sentido la historia nunca “se traiciona” y se mantiene en raya para seguir contando sobre esta paradoja en el tiempo, un eterno infierno, un laberinto donde cada opción al parecer ha sido ya tomada y que quizá lamentablemente llega al mismo final.

triangle movie suspense horror melissa george