Valhalla Rising
valhalla rising vikingos

Noventa minutos que dentro de un silencio fúnebre y una fotografía impecable marcan una historia de cruda violencia

“Nacido de la violencia, de la sangre y el infierno”, de esta forma se podría describir a “One eye” (un ojo), personaje principal de esta historia que sin la necesidad de diálogos continuos logra evocar la desesperación, el sufrimiento y la necesidad de seguir luchando para seguir con vida.

Dirigida por Nicolas Winding Refn y protagonizada por Mads Mikkelsen en el papel de One eye, la cinta comienza de una manera salvaje y brutal, con sangre y primeros planos de gore con una fotografía impecable en su totalidad de escenas… y así se queda.

Noventa minutos ahogados en drama y divididos en seis partes: “Wrath, Silent Warrior, Men of God, The Holy Land, Hell, Sacrifice” tal como se puede imaginar cada uno narra el viaje de un guerrero noruego al que no le queda más que luchar solo contra cuantos se atraviese, siempre para no caer en la esclavitud y siempre descubriendo de esta forma nuevos caminos en un mundo de sangre que trata de esparcir la “voz del señor”

La fotografía como ya he mencionado es impecable, desde los paisajes, las luchas hasta los primeros planos que muestran serios rostros, todo se maneja de buena forma con un tono cálido que va desde montañas, selvas, ríos y mares, de hecho (me aventuro a decir) se podría encontrar un parecido a lo mostrado en aquellos buenos comics donde las ilustraciones con sus tonos, colores, encuadres y escenas plasman mundos que dan la ilusión de escapar del papel y que brindan una profundidad casi enajenante al observador.

Así es Valhalla Rising, un profundo, místico y antiguo mundo lleno de violencia que entre sus vastos escenarios de penumbras y cortinas de neblina que flotan en los horizontes cuentan sobre el viaje de un guerrero del que no se sabe más que trata de seguir la corriente de su destino, siempre aceptando lo que ocurre pero nunca dejando de pelear por defender su vida.

Quizá para aquellos que busquen una cinta de acción desmesurada y diálogos extensos esta podría exasperar al punto de abandonarla en el olvido, sin embargo si lo que buscan es algo “rústico” y que impacte más por sus imágenes y mudas actuaciones esta sin duda es la opción.

En lo personal Valhalla Rising (2009) es un muy buen trabajo en el que cada pieza encaja a la perfección, donde los diálogos son intercambiados por una increíble banda sonora y fantásticas actuaciones que transmiten emociones sin la necesidad de hablar en todo momento. Una que por la sola fotografía vale la pena.

valhalla rising nord vikings