White: The Melody of the Curse
curse white melody korean movie coreana idols teens

Un grupo de música pop llamado “Pink Dolls” está a punto de desaparecer por la falta de fanáticos, sin embargo todo puede cambiar.

Algunas ocasiones lo único que hace falta es un pequeño empujón, algo que anime a las personas, que convenza, que muestre lo que sea que se pueda lograr… y en este caso, el descubrimiento de una nueva canción que abandonada detrás de un espejo, aguarda a quienes se aventuren a cantar sus notas. Una maldición mortal.

Las “Pink Dolls” son un grupo de chicas que lo único que desean es ver su popularidad crecer por medio de concursos, programas de televisión y demás cosas que les brinde suficiente publicidad como para darlas a conocer a un público mayor; pero las cosas últimamente no han salido como se esperaban, su manager parece perderles un poco la fe, y cada una de las chicas intenta librar día a día las inquietantes preguntas sobre cuánto tiempo les resta para que sus sueños se evaporen instantáneamente y como si nunca hubiesen existido.

Son momentos desalentadores cuando notan que otros grupos obtienen más fama que ellas, la motivación es substituida por amargura, por enojo y peleas que se resumen a cortantes momentos; miradas quizá celosas o caprichosas se ciernen sobre las Pink Dolls, pero cuando todo pinta mal, de pronto reciben una oportunidad en un nuevo lugar, una acogedora casa donde también podrán ensayar y grabar canciones.

Aún así algo falta, se percatan que sus talentos y juventud pueden no ser suficientes para volver loco al público. Y como por arte de magia una de ellas descubre una misteriosa cinta de video, un VHS contenedor de la salvación y destrucción de este grupo.

No es el “Aro” (si lo pensaron por el VHS) y a diferencia de lo que podrían esperar, White: Melody of the Curse es una cinta surcoreana que con un ritmo suave y una más o menos típica historia, se adentra y muestra un poco al público en aquel mundo de “Idols” musicales donde las presiones sobre cómo ser perfectos continuamente puede llevar a enloquecer y en este caso, a crear una maldición para quien se atreva a cantar “White” una melodía donde solo puede existir una sola voz acompañada de coros.

Suficiente para desintegrar un grupo lleno de tención, ahora las Pink Dolls se debaten continuamente sobre quien será la elegida para entonar las notas principales, los celos (como si antes no existieran) salen a flote, las envidias corroen el lugar detrás de falsas miradas de amistad, sin embargo todo sigue en pie y en curso, pero no uno donde la fortuna sonría a este grupo de chicas, si no la desesperación y trágicos accidentes macabros (y no, no es Final Destination)

De una hora y media y dirigida por Got Kim y Sum Kim, la película logra mostrar más que una simple historia de fantasmas malvados con cabellos largos y pálidos rostros (ya saben lo típico), también se intenta hacer giros de trama para hacerla fresca y llamativa, cosa que se logra y que hace de ella un triller de suspenso y horror con todo el paquete: alucinaciones, sangre, vómitos, gritos, accidentes, manos que escarban entre cabello y figuras reptantes de caras torcidas.

Para todos aquellos seguidores de cintas como Ju-On, Ringu, Phone, Dark Water, One Missed Call y entre otras esta es una nueva opción para mirar el terror y sin duda una oportunidad para contemplar esta (prácticamente) llamativa e inminente producción a la que seguramente Hollywood le hará el ya acostumbrado remake ¿o no? en lo personal la curiosidad me come las uñas… un poco.

white curse melody, terror horror corean pelicula idols