Chronicle
poder sin limites chronicle heroes

Una cinta que explica realmente la frase “con todo gran poder, viene una gran responsabilidad” Poder sin límites es un acierto en cada sentido.

Otra cinta más con estilo “cámara en mano” esta vez presentando el nacimiento de súper héroes y como se ha visto en el trailer, un súper villano; sin embargo algo negativo tiene dicha historia, que al parecer termina y quizá no de pie a una secuela. En pocas palabras, quedarás con ganas de ver más.

Dirigida por Josh Trank y escrita por Max Landis, es una película independiente de una hora y media (casi) que nos lleva por el camino del héroe y el villano, dos senderos que de pronto nacen por tomar decisiones acertadas o erróneas.

Andrew es un adolescente que sin duda vive alejado del mundo y las relaciones sociales, tiene un padre abusivo y amargado y por si necesitara más, su madre esta enferma de cáncer. Los días en el colegio tampoco son buenos ya que sufre de bullying en casi todo momento, mostrándole que siempre o normalmente cuando una persona se acerca a él, es para abusar o sacar algún provecho. Aún así parece que Andrew se las arregla para tratar de “pasar” del dolor y vivir con alguna esperanza, algo que descansa en el hecho de que su madre (la única que lo acepta) esta viva.

Alguien se podría decir “de buen corazón” que de pronto se ve orillado a la desesperación y a creer firmemente en que él tampoco puede sentir nada, así como aquellos que le han hecho algún daño. Todo al ojo de una lente, de una cámara que graba de forma continua esta crónica en la que tres amigos tratan de vivir y descubrir el desarrollo de unos poderes especiales.

A diferencia de Andrew; Matt y Steve son dos muchachos que llevan sus vidas de forma más “normal”, los dos con una actitud más despreocupada y positiva hacia sus vidas o el mundo en general; tres personalidades que tarde o temprano chocarán al verse diferentes en la forma en como se toman los poderes, irónicamente Andrew es el único que tiene la idea de hacer algo con este “don”, de tratar de desarrollarlo y además de aprender a controlarlo de forma espiritual; se podría decir el único que no se toma esto como un juego.

Sin embargo y también irónicamente este mismo personaje es quien en algún punto decide verse como alguien superior a los demás, alguien que a aprendido del dolor y del abuso para así volcarlo contra otros y tratar de encontrar un camino o un significado a su vida. Una decisión errónea que rápidamente provoca una reacción en cadena.

Chronicle tiene un buen desarrollo de personajes por sobre sus efectos y elementos asombrosos, es una película que se esfuerza por dejar al público una preocupación antes de querer impactar con sus imágenes, escenas bien logradas y que sin duda se incrementan junto con el ritmo de la historia.

En lo personal una cinta que se aleja de lo artificial y que no se enfoca en simplemente mostrar golpes y efectos especiales, una cinta para la mayoría del público y que al final, solo deja con ganas de una secuela.

chronicle poder sin limites heroes villanos