Eden Lake
eden lake horror 2008 woman in black

Un fin de semana supuestamente romántico se transforma literalmente en una pesadilla mortal y sangrienta.

Dirigida y escrita por James Watkins (The woman in black, The Descent 2) es una historia que pone al espectador como testigo principal de una hora y media de brutalidad hasta sus máximas consecuencias, la tortura y la muerte; una bien lograda y horrible película llena de impacto.

Steve (Michael Fassbender) y Jenny (Kelly Reilly) son una pareja de enamorados que deciden pasar unas “lindas” vacaciones en un remoto lago donde lo más próximo son solo las casas que conforman un pequeño pueblo donde sus habitantes, a pesar de mostrarse decentes, plasman inquietantes miradas cuando se trata sobre algunos jóvenes y niños de la localidad.

Una cinta que comienza de forma habitual y sin mucho revuelo, vemos la pareja, su viaje, y unos escenarios y horizontes bastante tranquilizantes; secuencias que entrarían en cualquier historia de amor, claro, de no ser por una abrupta interrupción, la banda o el grupo de unos cinco jóvenes (todos menores de edad) que sin mostrar una violencia directa hacia Steve y Jenny, sin duda les comienzan a provocar una cierta molestia. Un perro ruidoso, música en alto volumen, miradas de todo tipo y comentarios en baja voz sin duda comienzan afectar el ánimo de Steve, quien se comporta y se dirige a ellos como si fuera algún tipo de autoridad paterna.

Normalmente uno pensaría que la cosa no iría más lejos, pero Jenny sospecha y un sexto sentido le dice que Steve no debería estar enfrentando continuamente a los chicos, sino más bien dejar todo en paz, o buscar una solución con otro adulto, pero Steve no reacciona como su novia ni como el espectador quien obviamente teme que las cosas salgan de control pues Brett, el que se podría decir es el líder de este grupo de chicos muestra signos de un temperamento inclinado a la violencia tanto física como verbal, alguien que más adelante plasma realmente un trastorno psicológico el cual incluso infunde miedo a sus compañeros.

Una historia de suspenso y horror continuo donde un accidente es el detonante para que todo literalmente salga de control y se convierta en una persecución de vida o muerte que solo pueda llevar a la tragedia total, donde estos chicos que actúan de forma inhumana no pueden ser controlados y a los que solo se les puede confrontar como si de adultos se tratasen.

Una película de inocencia destruida y de una sociedad que solo responde a la barbarie, una historia que a través de estas dos personas Steve y Jenny nos muestra un camino horrible, trágico y mortal que se alimenta de la locura en todos sus personajes y que lleva a un fuerte desenlace que sirve para cerrar un círculo de violencia.

En lo personal Eden Lake (Silencio en el lago) definitivamente no es para todo el público. Pero es una buena cinta inglesa que marca un terror puro y casi una fuerte crítica social.

eden lake terror horror michael fassbender