Mirror, Mirror
mirror mirror snow white lily collins

Julia Roberts y la hija del músico Phil Collins, Lily Collins son las protagonistas de esta adaptación libre del cuento por los hermanos Grimm.

Una comedia infantil en toda la extensión de la palabra, pintorescos personajes, diálogos y líneas “ridículas”, burlonas actuaciones, escenarios muy coloridos y una ultra ligera trama hacen de esta un platillo fácil de digerir pero quizá no para mucho público… a pesar de su clasificación.

Sin duda hacer algo que pueda ser gracioso es difícil, ahora, hacer algo que sea gracioso y que guste a un público infantil es más difícil, claro, pensando en mantener un cierto balance entre comedia inteligente y comedia absurda que se sale del contexto; quizá este es el caso de Mirror, Mirror, una versión light de un cuanto clásico que muchos o todo el mundo conoce, probablemente gracias a la ayuda de Walt Disney.

Una historia que ha tenido muchas variaciones desde que los hermanos Grimm la hicieran popular en 1812; en general no hay mucho que hablar, Blanca Nieves y los Siete Enanos es suficiente para saber que hay una reina malvada, una manzana y un príncipe, cosa que se plasma en dicha película pero con un fuerte clima burlón.

Empezando por lo bueno, si hay algo para destacar es el gran diseño de vestuario y escenarios que despliegan muy coloridas formas en todo momento, algo que bien puede llamar la atención hasta casi convertirse en la estrella de la cinta, después están las “forzadas actuaciones” y diálogos que intentan sacarnos una que otra sonrisa (y que en momentos lo logran) pero que lamentablemente en general solo componen una sucesión de instantes que claramente nada tienen que ver con la historia (no entregan algo a la trama) y que solo están incorporadas a la historia como si alguien hubiese dicho “hey ¿aquí pueden haber más chistes?” en general algo que hace pasar un buen rato pero que bien puede caber dentro de otra película.

Y como dije, también esta la ligera trama, en general la reina se esta quedando sin dinero para sustentar su estilo de vida, por lo que decide “enamorar” a un acaudalado príncipe, claro, mala suerte cuando dicho príncipe se enamora de blanca nieves. Imagino pueden descifrar el resto.

Dirigida por Tarsem Singh (The Cell, Immortals) es obvio que el punto fuerte es el aspecto visual o artístico de Mirror, Mirror, en general y hablando de una forma personal dicha película tiene buenos puntos incluyendo un poco su estilo de humor (al menos en cortos momentos) pero en general falla con sus actuaciones y en un gran final al buen estilo de Bollywood donde todos los participantes comienzan una pieza de baile, cosa que a lo mejor pueda gustar algunos pero que en general rompe sanguinariamente con el estilo de narrativa pues en ningún momento anterior nadie canta. Nunca.

mirror mirror julia roberts blanca nieves