Straw Dogs
perros de paja straw dogs violence

Remake de la cinta protagonizada por Dustin Hoffman de 1971 y adaptación de la novela The Siege of Trenchre´s Farm de 1969 escrita por Gordon Williams.

Un mensaje claro, la violencia llama a la violencia, una que naciendo ya sea por el ataque o la defensa propia termina dando el mismo resultado; una cinta que en algunos casos busca entretener en lugar de condenar este tipo de comportamiento.

Remake de la, se podría decir polémica cinta de 1971 dirigida por Sam Peckinpah, Straw Dogs (Perros de paja) es una historia que en ambas versiones plasma una tensión en aumento al presentar personajes abusivos en todos los sentidos posibles, desde psicológicamente hasta físicamente y sin importarles cruzar barreras donde comiencen a infligir un daño irreparable a su víctima.

Straw Dogs (2011), dirigida por Rod Lurie (The Contender, Nothing but the truth) y protagonizada por Kate Bosworth y James Marsden, narra la historia de Amy y su esposo David, actriz de televisión y escritor quienes regresan al pueblo donde ella creció para encontrar la paz; sin embargo y de forma inmediata los dos son testigos de que el tiempo no ha pasado en el lugar y mucho menos los sentimientos, sobre todo hablando de Charlie, al parecer antiguo pretendiente de Amy, una persona que aparenta ser noble y educada pero que entre miradas, movimientos y diálogos deja ver bosquejos de alguien a quien no se le puede tener confianza alguna, singularmente también con sus amigos y compañeros del trabajo.

Un ambiente tenso y peligroso donde David no logra adaptarse dado su tranquilo y casi inocente temperamento el cual no le ayuda en nada cuando se deben resolver asuntos delicados; es de esta forma que rápidamente ciertos personajes sienten que pueden sacar provecho y como una avalancha de sucesos, estos comienzan a crecer de forma peligrosa hasta que todo se sale de control para no dar vuelta atrás.

Una historia dramática (tanto en la vieja como en la nueva versión) que literalmente orilla a un buen hombre que debe usar la violencia como única salida para luchar contra ella, un momento donde el mismo espectador se percata de esto y es transportado a una serie de escenas de escape y que liberan toda la tensión presentada anteriormente; un clímax lleno de violencia donde el dolor, sufrimiento, frustración e impotencia chocan para entregar solo muerte.

Sin embargo y en lo personal Straw Dogs puede ser también una simple película que en términos finales “glorifique” el fuego contra fuego y que no busca una crítica sólida al comportamiento que se presenta, mostrando además que en este caso ni la ley es lo suficientemente fuerte para luchar contra ello. En pocas palabras la historia de un hombre que es empujado hasta sus límites para defenderse, olvidándose de la razón en el proceso.

straw dogs suspenso perros de paja