The Girl with the Dragon Tatto
the girl with the dragon tatto NIN david fincher

“The Girl with the Dragon Tatto” es una película basada en la novela que lleva por título originalmente “Los hombres que odiaban a las mujeres”

Dicha película forma parte de una trilogía llamada “Millenium” por el autor Stieg Larsson el cual falleció meses antes de que esta comenzara a publicarse batiendo record de ventas. El libro por si solo cuenta con una gran cantidad de fans y ya antes en el 2009 se había realizado una película sueca basada en este.

Pero Hollywood hizo caso omiso y decidió sacar una nueva versión en el 2011, y quien mejor para esta tarea que el director David Fincher pues la novela contiene los mismos elementos que el domina a la perfección en sus películas: sexo, violencia, misterio, un poco de humor negro y una trama que aun siendo complicada, es contada de tal manera que el espectador no se pierde ni se aburre en ningún momento a pesar de que el filme dura un poco más de dos horas y media. Pero Fincher ya nos tiene acostumbrados a esta calidad ya que como en “Se7en” o “The Fight Club” el nivel de brutalidad y explicites es alta y en ciertos momentos perturbante, pero que resulta necesario mostrar en imágenes tal cual para contar una historia creíble y realista que va de la mano con una fotografía oscura y una narrativa compleja.

Así Lisbeth Salander, una Hacker de aspecto punk a la cual la vida no la ha tratado nada bien, pues tan solo con 23 años ha sufrido de abuso físico, discriminación, violación, tortura y una vida en varias casas de adopción ocasionando que se vuelva antisocial y rebelde, que haya sido clasificada como violenta e inestable mentalmente por el estado y en consecuencia se le asigne un tutor que maneje su dinero. Pero esto también la ha hecho fuerte e inteligente pues no solo es capaz de defenderse sola a pesar de su pequeña complexión, si no que sus grandes habilidades le permiten trabajar para una de las agencias más importantes de investigación siendo en esta una de las mejores y más solicitadas agentes.

Un día Lisbeth (Rooney Mara) es llamada para dar su reporte sobre el caso de Mikael Blomkvist (Daniel Craig), un periodista que con más tintes de detective ha sido demandado por uno de sus artículos perdiendo el caso además de los ahorros de toda su vida y viéndose obligado a tomarse un descanso de su trabajo, tiempo en el cual es contactado por Henrik Vanger (Christopher Plummer), un poderoso empresario y ex presidente de una gran firma de abogados que requiere de sus servicios para investigar el asesinato de su sobrina que ha estado sin resolver por más de 35 años y que se ha vuelto la obsesión de su vida. Mikael, que al principio tiene una actitud renuente hacia el trabajo, termina no solo aceptándolo, si no también conociendo a la persona que estuvo indagando sobre los detalles más íntimos sobre su vida, la joven Lisbeth.

La historia aunque es hablada en inglés se desarrolla en sus locaciones originales, una isla en la gélida región de Suiza donde habitan todos los familiares Vanger, los cuales tienen un siniestro pasado que involucra su linaje Nazi que será una pieza clave para desentrañar este misterio.

Podemos ver que hay varias ramificaciones dentro de la trama y que cada personaje cuenta con un muy buen desarrollo y complejidad, sobre todo Lisbeth a la cual Rooney Mara le da una perspectiva y actuación mucho más oscura y tal vez más profunda que en el libro. Esto la hace uno de los personajes más interesantes y memorables en la filmografía de Fincher, quien además ha ido mejorando y puliendo su estilo con el tiempo. Por ejemplo, algo característico de sus películas son sus “introducciones” como en “The Fight Club” donde nos hace ir dentro del cerebro de Edward Norton viajando atreves de sus neuronas para terminar en el cañón de una 9 mm. O en “Se7en” en donde se ven las manos del asesino cortando con una navaja de rasurar las yemas de sus dedos y escribiendo obsesivamente con música de Nine Inch Nails al fondo.

Hablando de NIN, en esta película otra vez Trent Reznor colabora para la banda sonora junto con Atticus Ross, en donde en esta “introducción” que por sí sola es una obra de arte pues parece más un video musical, (en donde Fincher también a incursionado) se elaboro un cover por parte del cantante y Karen O (vocalista de los yeah yeah yeahs) a la canción de Led Zeppelin “Immigrant song” que en palabras del propio Reznor nos dice: “vamos a hacer a Zep más agresivo”.

Así que si les gustan los Thrillers emocionantes y que se deban ver dos o tres veces para captar por completo la substancia de la película sean o no fans de este director, no duden de ver no solo “The Girl with the Dragon Tatto” sino las demás películas de David Fincher.
Como dato curioso el hacker al que Lisbeth compra su equipo de espionaje cuando se le ve por primera vez en su departamento porta una playera de NIN.

NIN dragon tatto david fincher sex movies

Colaboración por: ELO