Wrath of the Titans
wrath of the titans furia de titanes 2 ira de titanes

Una secuela ubicada diez años luego que trata de redimirse entregando una visión un poco más “seria” que lo que fue Clash of the Titans.

También llamada Furia de Titanes 2 e Ira de Titanes, esta película dirigida por Jonathan Liebesman (World Invasion: Battle L.A., Texas Chainsaw Massacre: Beginning) trata de componer o arreglar el mal sabor de boca que dejó su primera parte hace dos años, algo que en 100% no ha logrado, aunque, para quienes vieron la pasada, esta es un buen logro.

Hablando de forma personal, no hacía falta mucho esfuerzo para que Wrath of the Titans superara a su antecesora; por un lado los efectos visuales tienen un acabado más “real” y sucio, el ritmo de la historia es un poco más rápido, y casi se han olvidado de introducir los típicos chistes forzados, sin embargo aún mostrándonos un grupo de guerreros es obvio que Perseo es el único que puede defender a alguien y que sus demás acompañantes… eso, son acompañantes de viaje.

Las actuaciones por lo general son bastante decentes pero se desperdicia el talento de actores como Liam Neeson, Ralph Fiennes, Toby Kebbel y Bill Nighy al estar brindados de, o poca relevancia, o diálogos simples, o una sosa aparición en pantalla, detalles que sumados convierten la película en algo se podría decir “sin fuerza”, que puede mostrar grandes criaturas mitológicas y batallas casi épicas pero que sin el apoyo de una fuerte trama bueno, dejan algo casi inconsistente y que solo pasa como una película para “pasar el rato”

Llama la atención el cambio de la actriz Alexa Davalos por Rosamund pike en el papel de Andromeda cosa que se podría traducir en el deseo de mostrar una “cara nueva” que aporte “algo” fresco o con más fuerza a dicho papel, pero contrario a eso no vemos en ningún momento más que una chica que en cada intento de batalla simplemente no puede protegerse (aún demostrando valentía) lo cual se traduce a escenas donde fácilmente es derribada por cualquier oponente y marcando así que quizá solo se trata de una figura decorativa más que otra cosa.

Al final y contrario a lo que algunos pensarán, Wrath of the Titans si es mejor que Clash of the Titans, pero quizá solo por la reducción de “chistes” y unos mejor trabajados efectos especiales; además de eso sigue teniendo una gran selección de actores pero que no tienen la oportunidad de mostrar su potencial, por otro lado es de agradecer que el personaje de Perseo a madurado y ya no es el “chiquillo llorón” de la cinta pasada donde parecía todos lo tenían que llevar a rastras para completar su misión.

Ahora ¿habrá tercera parte? Una pregunta no tan mala, si pensamos que el actual caso fue una especie de redención de la película de hace dos años.

furia de titanes 2 wrath of the titans