A little bit behind

Un short film que bien podría funcionar como la versión en live action de Skhizein, ambos, con un tema parecido que rodea un cambio en el espacio y tiempo bastante curioso y que sin duda puede ser fuente de muchas ideas, claro, en el presnete caso, dirigidas a la comedia, más que al drama como se vió en la historia por Jeremy Clapin.

A little bit behind, dirigido por Paul Slater, es en lo personal un fino trabajo no por efectos especiales o espectacularidad, sino por ese estilo de narrativa llena de cotidianeidad y actuaciones naturales que en pocos minutos logra llamar la atención del espectador. Un buen corto sin duda.