Dark Skies
dark skies-keri russell-aliens-ovnis-abudccion

Keri Russell es Lacy Barret, una mujer que está a punto de perder a uno de sus hijos, algo que parece inevitable.

Parece que el director Scott Stewart va mejorando en su camino por el cine, sin duda su primera película titulada como Legión fue algo que rayaba entre lo ridículo y lo vergonzoso, después de esta vino Priest, una aventura de ciencia ficción con vampiros y vaqueros basada de un manhwa (comic coreano) que si bien no era ganadora de un premio, claramente era un paso adelante en cuanto a la pasada cinta; ahora, dicho director regresa con Dark Skies (Los elegidos), una historia de suspenso y horror con un tema en torno a las abducciones extraterrestres.

En lo personal creo hasta ahora ninguna le ha ganado a la película Fire in the Sky (Fuego en el cielo, por Robert Lieberman), una casi tragedia basada en hechos reales con multitud de momentos de horror y escenas asfixiantes, sin embargo la presente, Dark Skies no se queda corta en términos narrativos y construcción de personajes; protagonizada por Keri Russell, Josh Hamilton, Dakota Goyo, Kadan Rockett y J.K. Simmons, es la historia de una familia de cuatro integrantes que de pronto comienzan a ser testigos de una serie de eventos extraños y que al parecer no tienen alguna relación entre si.

Lacy Barret es una mujer trabajadora que se dedica a las bienes raíces, está casada con Daniel, padre de Jesse y Sam, quien por el momento se encuentra desempleado; juntos esperan sobrepasar estos momentos de austeridad mientras las facturas y los cobros comienzan a llegar, advirtiéndoles que quizá no tengan más tiempo antes que de incluso pierdan su casa. Por razones obvias el ambiente es tenso en cuanto a las relaciones personales dentro y fuera del hogar, sin embargo las cosas no están tan mal y es claro que lo importante es que todos se mantengan unidos mirando siempre a futuro con esperanza.

Una historia que de comienzo bien podría formar parte de un drama familiar y que al pasar unos pocos minutos comienza a tener un tono casi sobrenatural, escenas de ruidos extraños, presencias por la casa y extrañas desapariciones de objetos hacen que Daniel decida no solo activar de nuevo el sistema de alarma por las noches, también instalar una serie de cámaras para cerciorarse de que algo o alguien no esta invadiendo su hogar. Algo que quizá pueda sonar un tanto a Paranormal Activity, pero que nunca llega a acercarse más en parecido; claramente la intención de Scott Stewart (escritor también de la película) es alejarse de los fantasmas y demonios y marcar este drama con una buena carga emocional que va entre los problemas familiares, de trabajo y los extraños sucesos que van apareciendo y que cada vez más ponen en riesgo a los integrantes de los Barret; en este sentido es bueno decir que la narrativa realmente se esfuerza y consigue hacer que el público se interese por los personajes y las situaciones que viven, haciendo de esta película, algo más allá de simplemente una historia de ovnis, aliens o sustos.

Las actuaciones por ende son convincentes y los varios momentos de tensión están muy bien logrados, la inclusión de efectos especiales se mantiene simple en casi toda la película, logrando los momentos tétricos gracias y en mayoría al uso de iluminación y sonido, creando que lugares como una habitación iluminada por un televisor logre acrecentar el suspenso al mostrar casi sutilmente siluetas alargadas en torno a quien duerme en la cama, un ejemplo que funciona en toda la cinta y que se va acrecentando hasta el desenlace, el cual por cierto es bastante bueno.

En lo personal Dark Skies cumple su cometido, no solo como una película de horror y abducciones, también como un drama familiar, es un ejemplo de como una historia puede dar temor sin la necesidad de recurrir al gore extremo, ni imágenes fuertes o desmembramientos de algún tipo.

aliens-dark skies-elegidos-grises-reptilianos-estan entre nosotros-invacion-abduccion-keri russell