Texas Chainsaw 3D
texas massacre-percy jackson-blood-chainsaw

También llamada “Masacre de Texas: Herencia Maldita” es esta una película que… bueno, existe quizá para exprimir un poco de dinero.

En 1974 el cine vio una de las películas más sangrientas de su época, dirigida por Tobe Hooper (Lifeforce) contó la historia de un grupo de cinco amigos que perdidos en un viaje descubren un terrible secreto que por supuesto incluía canibalismo y asesinatos con la famosa motosierra…

Eso sin contar la aparición de un personaje que hasta nuestros días es casi un ícono del cine de terror, el famoso Leatherface; una película que luego de un violento baño de sangre finaliza mostrando a la última sobreviviente subiendo de forma desesperada a una camioneta que se detiene para ayudarla, de esta manera convirtiéndose y uniendo el suceso con la estrenada en 2003, dirigida por Marcus Nispel (Pathfinder, Conan the Barbarian 2011) y portagonizada por Jessica Biel que servía para contar a especie de “reinicio” o mejor dicho “revisión” todo acerca de los sanguinarios personajes que conformaban la familia Hoyt; una cinta que se miró con gusto y disgusto entre los fanáticos de esta serie.

Solo tres años pasaron, y viendo que la popularidad del asesino de la motosierra seguía vigente, el director Jonathan Liebesman (Battle Los Angeles, Wrath of the Titans 2) narro una precuela con el simple título de “Inicio”, protagonizada por Jordana Brewster, fue una cinta que por decir, cerraba la vida de los Hoyt enseñando al público el comienzo de algunos detalles sobre los personajes por ejemplo, como Charlie Hewitt llegó a convertirse es Sheriff de aquel pueblo en medio de la nada.

Sin duda dos películas que sin bien podían generar controversia acerca de su calidad o fidelidad con el material original (olvidemos que La Masacre de Texas supuestamente está basada en hechos reales) mantenían una línea bien cuidada la cual contemplaba las actuaciones, fotografía, desarrollo y música, elementos que “no ganaban un oscar” pero que trataban de plasmar la calidad que merecía el título, sobre todo mirando a contar lo necesario sin llegar a algo que “explotase” la saga sin motivo alguno.

Es como años después y sin alerta alguna, este 2013 los cines vieron el regreso de Leatherface con una visión un poco más moderna y en el efecto de moda, el 3D. Titulada Texas Chainsaw 3D o Masacre en Texas: Herencia Maldita, no solo se centra en contar de forma actual el paradero del asesino de la sierra, además se esfuerza en marcar un especie de legado quizá para continuar con la franquicia, aun sabiendo que el personaje principal de estos asesinatos ya está entrado en sus años. Y que sin embargo, sigue dando lata.

Para no sonar un poco hater, puedo mencionar que de hecho si hay cosas que funcionan, y funcionan bien en esta película, comenzando por la fotografía, el aspecto visual es bastante cuidado, con muchos tonos ocres y una paleta que se mantiene cálida y un tanto sucia, mostrando detalle en texturas de forma continua y de esta forma acentuando el panorama seco y lúgubre de la historia, la música también esta a la par y sabe mantener el nivel de tensión en ciertas escenas clave, las actuaciones por su parte no son quizá tan buenas como en las anteriores adaptaciones a cine, pero no llegan a ser algo vomitivo; mencionando esto, se podría decir que la presente es un tiro al blanco en ejecución, sin embrago hay algo que inquieta, esto es la excusa para llevar de regreso los asesinatos con la sierra a la pantalla grande.

Sin tratar de marcar algún spoiler, básicamente trata sobre Heather Miller, una chica adoptada que un día desea descubrir sus raíces originales; todo por el recibimiento o informe de haber ganado una herencia por parte de alguien de su pasado… resumiendo, imaginen quien es la familia de esta chica y cuál es su herencia, exacto, incluso no sé porque me suena un poco a la nueva versión de Halloween 2 dirigida y escrita por Rob Zombie. Bueno, si aún desean saber más, puedo mencionar que “nada tira más fuerte como la sangre” con eso ya se imaginarán.

Dirigida por John Luessenhop (Takers, Lockdown) puedo decir (personalmente) que es bastante seguro que Texas Chainsaw 3D es solo una excusa para ganar dinero, bueno, es decir, ¿qué película no lo es? Sin embargo uno ve que siempre se trata de argumentar del porqué de una secuela (la historia no estaba terminada, las aventuras continúan etc) pero el caso es que aquí las ideas se ven forzadas para entregar más y más.

Un Leatherface entrado en sus años que sigue teniendo fuerza y locura homicida que por alguna razón, llega un punto en que hasta se gana un poco ¿la simpatía del público? cayendo prácticamente en la compasión de su prima (ya, lo dije, que bonita herencia), de esta forma dejándolo casi (y digo casi) como un ser torturado.
Al final de todo, ¿es esta película diga de verse? Bueno, si no tienen algo mejor que hacer, seguro que pueden entretenerse un rato con esto, solo no pidan mucho y disfruten el sangriento espectáculo; eso sí, que nadie se espante si dentro de un tiempo vemos las aventuras de Heather…

Por cierto, la cinta está protagonizada por Alexa Daddario, a quien vimos en Percy Jackson & Olympians: The Lighting Thief y en su secuela, Sea of Monsters.

masacre de texas 2013