Diario de manejo de The Crew, día 2

Diario, ahora sí se me puso difícil la situación. Como bien sabrás soy muy malo en esto de la manejada, a pesar de que voy mejorando dando pasos de tortuga: lento pero seguro. Ya no me cuesta tanto trabajo eso de dar vueltas cuando voy como alma que lleva el diablo.

Te contaré de la carrera más importante que hice, una llamada “Carrera Sucia” y no precisamente por usar trampas, sino por no ser dentro del camino. Esta vez me tocó manejar entre fábricas, eludiendo algunos obstáculos como rejas y cajas que probablemente algún descuidado no recogió. Me topé con algunas paredes pero lo realmente complicado fue no chocar con las columnas que sostienen las estructuras metálicas de las naves industriales. Fue genial encontrarse de repente un camión de volteo obstruyendo el camino, y con mis pocas dotes pude evitar chocar contra él. No se diga en los momentos en que se ponía más estrecho el camino pues debía tener cuidado de no perder el control, pues invariablemente hubo contacto con los demás. Ganar esta carrera me costó mucho tiempo pues Troy forzosamente quiso que la ganara. Pero me subió de nivel en el coche y como conductor, lo que resultó en darme partes para mi vehículo que lo mejoraron en buena proporción: más torque recibió.

Las otras partes emocionantes fueron tres tipos de pruebas para ganar experiencia y dinero, consistentes en slalom, salto de longitud y prueba de tiempo. Parece atletismo, ya sé. En la primera debía pasar por fuera de unas banderas colocadas en la carretera, entre más consecutivas lograra, más puntos recibía, el problema era que había cronómetro y sólo se me asignaron puntos de acuerdo a las marcas que fui pasando. Obtuve nivel de plata y una gran mejora de puntos de experiencia. Cabe destacar que había mucho tráfico.

El salto de longitud fue lo más emocionante. Agarrar mucho vuelo antes de ayudarme de una rampa para aterrizar en un campo aledaño al asfalto. Entre más lejos llegara, mejor la medalla y por supuesto los puntos. Plata también, querido diario.

Y el último fue la prueba de velocidad, donde debía de recorrer un camino bastante sinuoso y complicado, lleno de camiones y más coches dispuestos a estorbarme. Una pesadilla pero lo logré después de varios intentos. Bronce fue lo único que pude alcanzar. Mediocre ¿no?

Ya para despedirme, te comento que conforme voy subiendo de nivel, me están regalando unos puntos de “perks” o gratificación, las cuales me ayudan a recibir porcentajes más altos de puntos, dinero, experiencia y al activarlos pueden ayudarme a crecer más rápido. Para que algún día te sientas orgulloso de mi ¿no crees?

Ahí voy diariamente mejorando, espero hoy en la noche en mi streaming no quedar mal ante el público. Ojalá muchos me vean. Nos vemos a las 9 pm hora de México en www.twitch.tv/droide52 querido diario.