Plants vs. Zombies: Garden Warfare | Reseña
plantsvzsombies-gardenwarfare-reseña-review-kopodo-popcapgames

El Loco Dave regresa con un buen ejército de súper plantas para hacer frente a oleadas interminables de zombies, seres que lo único que desean es la destrucción de nuestro… jardín. Así es, estos zombies no comen cerebros, pero son igual de mortales.

Un mundo que llega ahora en tercera persona

Para comenzar, el grado de popularidad de Plants vs. Zombies desde su salida original al terreno de los smartphones en 2009 es tal, que no creo alguien no reconozca sus personajes, y no, no estoy diciendo que porque se traten de zombies y plantitas uno ya sepa todo de ellos, no, a lo que voy es que los juegos y sus personajes se han vuelto tan famosos, que es difícil para mí entender ¿porque aún no hay una caricatura, animación o largometraje? bueno, el caso es que me parece era sólo cuestión de tiempo para que la franquicia tuviese una vuelta de tuerca, un giro inesperado, un casi lavado de cara y se convirtiera en un juego de disparos en tercera persona ¿el resultado? sencillamente hilarante.

Pon tu maceta y lucha contra muertos vivientes

Aunque me refiera que ahora se trata de un shooter en tercera persona, no significa que el título haya recibido una “lobotomía temática” (por decir de una forma); en Plants vs. Zombies: Garden Warfare aún se mantiene uno de sus elementos más importantes, esto es, su tipo de juego en tower defense y, para buena noticia de todos, lo adapta perfectamente a un estilo de trepidante acción para convertirlo en algo sumamente divertido, donde el color y el buen diseño convertirán cada segundo de partida en algo que querrás mostrar a tus amigos.

Lo interesante del título es que no hace siquiera falta el haber jugado algún anterior Plantas contra Zombis, pues de una forma inteligente introduce en el jugador cada elemento importante para ganar contra los “destruye plantas” más famosos de la cuadra. Apenas unos cuantos diálogos son suficientes para que uno se percate o imagine lo que cada personaje puede hacer. Y listo, nos podemos meter de lleno en esta épica lucha del bien contra el mal.

Perdiendo se aprende a ganar

Por suerte tampoco digo que el juego sea sencillo, sí, es accesible en plasmar su funcionamiento, el cual es, básicamente, construir nuestro jardín, colocar unas cuantas plantas favoritas estratégicamente antes de cada round u oleada, y resistir la llegada de los zombies; luego de esto el proceso se repite agregando dificultad y nuevos enemigos. Además, esto podemos hacerlo en compañía de un amigo en pantalla dividida, lo que hace más divertida la experiencia.

Sin embargo la dificultad llega en cada nuevo reto, pues apenas nos acostumbramos a un zombie o zombies en específico, cuando conocemos un enemigo diferente, replanteando la estrategia y por supuesto haciéndonos cometer algún que otro error, algo bueno, pues es la forma de aprender por medio de la experimentación lo que hace brillar este juego desarrollado por PopCap Games y distribuido por Electronic Arts.

Además de esto, encontramos diferentes modos de juego en su forma multiplayer online que básicamente funcionan con el mismo concepto, cuidar nuestro jardín y pelear con zombies; la diferencia es que podremos interactuar hasta con veinticuatro jugadores, lo que hace entretenido el asunto, además todos los puntos que ganemos en los distintos escenarios y tipos de partidas se puede sumar al de un jugador o “modo offline” para de esta forma, comprar los muchisimos sobres sorpresa que desbloquearan desde ítems para vestir, hasta nuevos estilos de personaje. Hablando de esto es bueno decir que no hace falta pagar un centavo por esto, ya que todo lo ganamos por medio del juego.

plantas-contra-zombis-garden-warfare-kopodo-review-reseña

Personajes, diseño y escenarios vivos y no tan vivos

Algo de lo que estoy seguro todos están de acuerdo, es que el diseño y presentación en general es realmente llamativo, no sólo sus formas en toon resaltan por todos lados, la paleta de colores que maneja Plants vs. Zombies: Garden Warfare nos hará poner la pantalla en modo dinámico ¿porque? sencillamente porque es genial, un espectáculo para la vista; el poder disfrutar de una gama tan rica y amplia de tonos, logra que incluso en escenarios nocturnos se logre un contraste sumamente llamativo y en el que la fantasía nos espera a cada segundo.

El moldeado y detalle de los personajes vivos y muertos esta muy bien logrado, y ciertamente cada uno de ellos está alimentado de una personalidad y carisma únicos; de hecho es bastante divertido el ver y jugar las partidas y notar como los compañeros de equipo, plantas o zombies, pelean hombro a hombro para cumplir los diferentes objetivos, matar más que el otro equipo, destruir el jardín enemigo o dominar la mayor parte del mapa. Eso sin hablar que también podemos usar drones en ambos bandos para disparar o bombardear aquellas áreas donde es más complicado llegar a pie.

Queremos ver más de estas plantas y esos zombies

Al final no es de extrañar que la franquicia sea tan conocida y que cada vez, más gente la haya probado en algún dispositivo; Plants vs. Zombies: Garden Warfare sin duda acerca a los fans de las anteriores entregas al mundo de los disparos en tercera persona, al mismo tiempo que invita a conocer los juegos en los dispositivos portátiles. Esperemos en un futuro tengamos noticias de algún otro título en desarrollo o porque no, una producción en animación; estoy seguro, eso sería muy llamativo.

Al final, lo único de lo que me podría quejar es que hace falta un narrador durante los combates, ya saben, alguien que anuncie los puntos o los modos de juego, pues la mayoría del tiempo sólo nos acompaña la música del juego que, aunque no es mala, si llega a cansar un poco.

Plants vs. Zombies: Garden Warfare
está disponible en Xbox One, Xbox 360, Playstation 3, Playstation 4 y PC.

plants-vs-zombies-garden-warfare-kopodo-review-reseña-popcapgames