The Wolf Among Us. Los lobos recuperan su respeto

Con tanto furor que existe hoy en día sobre los lobos y vampiros, es común esperar que cualquier producción al respecto pueda ser mala. Nefasta incluso. Estoy decepcionado en la manera que han echado a perder esa imagen de maldad, locura, violencia y pérdida de control en dichos personajes. Un juego que tenga como personaje principal a un lobo, no me llamaría la atención en estos momentos.

No así fue con The Wolf Among Us. Un videojuego de Telltale Games (The Walking Dead) que relata la historia de Bigby Wolf, un sheriff que pertenece a un grupo de criaturas denominadas “Fables” (Fábulas), las cuales llegan desde sus respectivos cuentos, a vivir a la ciudad de New York, debido a un tirano que invade sus historias originales y los obliga a irse para estar a salvo. Bigby está encargado de Fabletown, y de que ninguno de sus habitantes corra ningún peligro, además de que no revelen su forma real. Esta misma se esconde bajo el efecto de una poción llamada “Glamour”, la cual deben de usar forzosamente.

Bigby no es nada más ni nada menos que el mismísimo lobo que tanto quiere comerse a Caperucita Roja, solo que aquí es bueno pero con actitud un tanto amargada. Esa misma va de la mano con el diseño físico del personaje, el cual embona a la perfección, y no decir de su voz que es aun mejor. Esta y muchas más referencias a historias de dominio popular, aparecen en The Wolf Among Us: La Bella y la Bestia, Tweddledee y Tweddledum, Blanca Nieves, etc.

¿Aún no suena interesante? Bueno, Fabletown se caracteriza por tener un índice bajo de crimen, pero es el asesinato de una fábula, el cual pone a Bigby en estado de alerta. Junto con Snow White, tendrá que resolver ese y otro caso con el mismo modus operandi. ¿Aún no? Todo el juego es acerca de decidir nuestras acciones y respuestas entre una serie de opciones, lo que desemboca en diferentes reacciones por parte de los personajes con los que interactuamos. Es decir, tuve que pelear ya varias veces por mis tonos sarcásticos o groseros con los que contesto, o mis decisiones agresivas.

Tener el control en un juego implica eso, tener la libertad de decidir lo que queremos hacer, y The Wolf Among Us nos deja hacerlo. Claro, de manera un poco disfrazada pues el mundo no es abierto, y solo podremos usar lo que el juego permita, y responder lo que ya viene prestablecido. Sin embargo ninguna opción es parecida a alguna de las otras, y así marcamos una tendencia de nuestro comportamiento. Resulta también que las demás fábulas tienen memoria, y recordarán todo lo que les hayamos dicho o hecho.

The Wolf Among Us es bueno, claro que sí. No es que sea divertido o súper emocionante, es más bien interesante por cómo uno desarrolla la historia. Aunque no voy a evitar decir que sí se pone muy bélico cuando es momento de sacar verdades con algo de violencia. Bigby no escatima en golpes sangrientos y modos agresivos de persuasión. Desde simples puñetazos, hasta sacar ojos y cortar extremidades. No es que uno saque al “yo interior”, pero de verdad que después de una media hora de investigar, divagar y tratar de resolver el crimen, no hacen daño romper algunos huesos de fábulas insistentes en no cooperar con la justicia.
Por otra parte están los gráficos, que de geniales no los puedo bajar, y es que están hechos para parecer un cómic, ya que el origen del juego es ese, una historieta. Y agregando las voces y música muy discreta, complementan un diseño impecable del juego.

The Wof Among Us es un juego dividido en 5 capítulos, de los cuales los dos primeros ya están disponibles: “Faith” y “Smoke and Mirrors”. Los tres siguientes son “A Crooked Mile”, “In Sheep’s Clothing” y “Cry Wolf”. Disponibles para Xbox 360 y PlayStation 3.

En definitiva, The Wolf Among Us es un obligado para cambiar tantito los juegos comunes donde no salimos de dar balazos, peleas, volar, manejar carros. Es más bien para detener un poco las revoluciones, pero sabiendo que en cualquier momento los ánimos se pueden calentar. Y cuando tengo a Bigby en mi poder, es lo que más busco, problemas.

Pueden seguirme en @_andresgamer_