Assassin’s Creed Chronicles: China | Reseña

Siempre me ha encantado el universo de Assassin’s Creed por el arte conceptual, la música, los vestuarios y las armas, nunca por el sigilo pues quienes ya me conocen, saben de mi necesidad de entrar haciendo ruido para que todos se dejen venir, así puedo disparar a cualquier lado ¿no? Hoy me toca el turno de contarles mi experiencia en Assassin’s Creed Chronicles: China.

PLATAFORMAS SILENCIOSAS

Chronicles es un juego de plataformas y sigilo, es decir, ir saltando y escondiéndose en “n” cantidad de lugares con el propósito de no ser encontrados, escapar e irse despachando a algunos jefes –no de nivel- los cuales no presentan mucha dificultad. El chiste de esto es ser muy paciente, esperar al momento correcto y no fallar en los botones ni en el control del personaje. Nuestra asesina cuenta con muchas, quizá demasiadas facilidades para maniobrarse en los escenarios, ya que desde tablones dispuestos para colgar de ellos, así como escondites totalmente oscuros, las locaciones usadas están hechas para que el camino tenga poca diversidad y esté casi pintado para avanzar por ahí. Incluso los guardias están colocados de tal manera que los recovecos para ocultarse sean casi los mismos.

Es difícil hallar nivel donde resultemos muertos, y si así llegara a suceder, sirve de aprendizaje para en el segundo intento salgan las cosas prácticamente sin chistar. Lo mismo podemos decir del sistema de visión enemigo, hecho con unos conos perfectamente señalados para identificar cuándo nos pueden ver y sentir por la cercanía a ellos. Esto aplica igual a los animales que les sirven como alarmas cuando detectan nuestra presencia, dando paso a que hagan ruidos y alertar a los guardias.

Básicamente es un juego que se podría pasar sin matar a nadie, pues es así, de sigilo, donde lo importante no es aniquilar a cuanto tipo veamos, sino salir ileso y sin detectar, lo que nos darían puntos para calificar lo mejor posible nuestro andar por el juego.

NINJITSU POR TODOS LADOS

Como buen ninja que somos, obvio nuestros ataques tienen opciones, unas demasiado silenciosas, otras a plena luz del día y también las que sirven para deshacernos del cuerpo del delito. Sea como sea, atacar debe ser siempre el último recurso a usar si no quieren echarse varios pleitos y sufrir muertes seguras, ya que son montoneros y nunca faltan los refuerzos. Si se trata de que los descubran, requerirán cierta pericia para volver a pasar desapercibidos.

Los sistemas de ataque están bien diseñados, sí se sentía como un Assassin’s Creed pues no es que agarre a varios y se los escabeche en un dos por tres, sino que va poco a poco y precavido, agregando siempre los detalles de esquivar, contraatacar y uno que otro movimiento habilidoso de un ninja chino. Nada tipo Jackie Chan.

Los recursos de pelea también son fáciles de encontrar, mismos que sirven para deshacer obstáculos, distraer enemigos, confundirlos y hacer nuestro trabajo aún más sencillo, pan comido pues. Afortunadamente todas las maniobras están muy bien repartidas por el control, así que se acostumbrarán rápido a usar los elementos con los botones para no generar sospechas.

Ahora que si deseamos ver algo de espectacularidad, aquí el parkour es el pan de cada día. Saltos larguísimos, subir por paredes con tablones, colgar de los techos, treparse en jaulas y caer sin recibir daño alguno es cuestión de todo el juego. Pocas veces andarán caminando erguidos pues eso es para los que les vale hacer puntos en Chronicles.

Si lo suyo son los trofeos y/o logros, déjenme decirles que todos son de repetición y pulir sus habilidades, no esperen un platino pues carece de él, sin embargo como aventura vale la pena, ya que se enfrentarán a varios retos no tan rápidos, pero en un juego así ni intenten aventarse como velocista.

ARTE CHINO

Por jugabilidad podría darle una buena calificación, sin embargo el arte del juego es realmente fantástico pues los fondos se ven sumamente bien hechos por el efecto de acuarelas, obviamente no desentonan las pinceladas creadas con nuestros movimientos bruscos o de ataque, al igual que los escenarios al puro estilo chino, donde los edificios no pueden negar la ubicación geográfica ni la inspiración que tuvieron los artistas.

Si hablamos de los vestuarios de cada personaje, de igual manera no se puede negar que estos muchachos de Ubisoft hicieron bien la tarea y se dedicaron en cuerpo y alma a crear una obra de arte visual, y nada desmerece en un esfuerzo para engalanar la pantalla. Belleza por todos lados, me hizo recordar por momento las técnicas utilizadas en Child of Light pero sin llegar a ser tan hermoso.

No cabe duda que el mismo empeño aplicado en los demás Assassin’s Creed fue plasmado en este Assassin’s Creed Chronicles: China, realmente es un juego muy bello y no se nota por ningún lado que haya sido algo hecho al aventón ni siquiera una especie de intento para sacar dinero. El cuidado en los detalles y en los paisajes le dan una altísima nota que debe ser recalcada por lo bien logrado.

VEREDICTO

Echarse Assassin’s Creed Chronicles: China de principio a fin y tomarlo como un juego serio, es algo altamente recomendable. Carece de puntos aburridos, espacios sin sentido, su longitud es buena, la música acompaña bien, los espacios están pensados para avanzar pero siempre con un poco de dificultad, básicamente para que el juego no se sienta regalado. El avance se siente uniforme, no hay baches ni carece de fluidez, el grado de riesgo en comprar este juego es mínimo pues realmente vale la pena aunque sea un juego muy diferente en cuanto al sistema que manejan los hermanos mayores.

No hablamos de un título para expertos ni para quienes buscan pesos pesados, simplemente es una bocanada de aire fresco a los amantes de la saga y una buena opción para los que desean una aventura sencilla pero con algunos desafíos no tan peliagudos.

Aplaudo la iniciativa de mostrar a una asesina diferente, de cambiar poquito el constante mundo abierto que Assassin’s Creed muestra en todos sus juegos y la cierta calma que se pueda respirar por momentos. No me refiero a una tensión constante en Chronicles, sino hablo de una sensación de cuidado para conseguir muchos puntos y recibir “oro” como recompensa por ser precavido. Creo sinceramente que este tipo de fórmulas le vendrían bien a otros juegos, más allá de las arenas de pelea o juegos de cartas. Gran elección para el necesitado de algo bueno, bonito y barato. Assassin’s Creed Chronicles: China está disponible en PC, Playstation 4 y Xbox One.