Borderlands: The Handsome Collection | Reseña

Estoy a nada de solicitar regalías a 2K Games por la propaganda buena que le doy a Borderlands, pues en Kopodo tuvimos el placer de recibir una copia de esta recopilación y adivinen, vomitamos arcoíris durante varias horas. Y por los ojos. Esta es nuestra reseña y si quieren evitar perder el tiempo, vayan a comprarlo ya.

INGREDIENTES EXACTOS

Borderlands: The Handsome Collection no es otra cosa más que el Borderlands 2 y el Borderlands: The Pre-Sequel con todos y cada uno de los contenidos descargables que tuvieron ambas entregas, esto les asegura a 2K Games que los compradores no pongan pretextos, y a nosotros los gamers, que vamos a tener para rato, pero un ratote demasiado largote. No miento en este punto.

Si hay algo de lo que esta saga carece, es de seriedad en el contenido, me refiero a que todo es sarcasmo, risas, diversión, muertes, violencia y humor negro, por lo que no dudo ni tantito que la idea de llevar a la Xbox One y PlayStation 4 ambos juegos unidos en una misma alma –o algo así-, haya empezado como broma en una sala de juntas. Resulta que les salió en un buen chascarrillo, porque haber metido semejante paquete en el disco, habla del compromiso que tuvieron desde el momento en que aprobaron esa idea.

La esperanza de un servidor al empezar la partida, no iba más allá de gráficos más nítidos, mejor sonido y diversión semejante a la anterior, sin embargo todo esto dejó de importar cuando resultó ser que era posible importar mi personaje del mismo juego en la versión anterior, o sea con todas sus armas, avances de nivel, puntos badass y apariencia. ¡Oooooooh sí! Me tomó dos minutos dejar de bailar la “mamushka” en mi habitación.

Ahora viene el necesario reconocimiento del terreno, es decir jugar ambos juegos como si fuera lo mismo que antes, resaltando mucho los gráficos idénticos pero mucho más definidos, más coloridos, más bonitos, más tiernos, guapos, varoniles, fuertes y peludos. Nada de qué quejarse en este departamento, el cual fue sumamente ayudado por el sonido que sufrió una buenísima remasterizada, haciendo que la experiencia empezara a redondearse. Pero aún me faltaba un detalle.

Ese detalle era sin lugar a dudas, mi cuestionamiento sobre los trofeos y tener que chutarme TODO lo que ya había hecho para agregar galardones a mi colección personal. Sin embargo y como cuando dicen que ya está lista la comida, sonó el desbloqueo de un trofeo casi de inmediato. Las estadísticas se pasaron a la nueva generación y así no perderemos avance alguno. ¡Qué chulada! Bueno, deja de ser así cuando nos enteramos que sólo se puede lograr esto si aún tenemos la versión anterior, aplicamos la actualización del juego y guardamos en la nube, de lo contrario… Muaaajajajajajaja tendrán que iniciar desde cero. Lástima.

Pero Borderlands no sólo es un shooter con anabólicos y la posibilidad de jugarlo en línea cooperativamente. No mis queridos lectores del planeta tierra. Borderlands: The Handsome Collection tiene lo que ya poquititos juegos tienen en la actualidad y que bien nos hace falta: UN BELLÍSIMO MODO COOPERATIVO LOCAL PARA CUATRO PERSONAS. Para los que no leyeron bien y creen que estoy mintiendo les vuelvo a poner: UN BELLÍSIMO MODO COOPERATIVO LOCAL PARA CUATRO PERSONAS. Sí, cuatro controles, una consola, un juego, cuatro sillas, o un sillón para cuatro, o un sillón para tres y una silla, o dos y dos, o en el suelo. Pero cuatro integrantes ahí mismo viendo una pantalla dividida en cuatro. Cuatro por cuatro.

Siendo sinceros, se siente como si a 2K Games le valiera un comino las “nuevas reglas” no escritas de que si no se juega en línea, no es divertido. Pues Borderlands: The Handsome Collection se mofa mientras su carcajada avienta pequeñas ráfagas de saliva en la cara de las nuevos modos en línea. Y me da gusto que lo haga, pues es horrible invitar a mi primo a que me vea jugar Destiny, o en las reuniones Godínez haya dos observando a otros jugar Call of Duty. No más de esa situación de “ve cómo juego”.

Borderlands nunca se ha caracterizado por tener gráficos reales, sin embargo el empeño es notable por las buenas texturas, su estilo tipo cómic, los personajes peculiares y la enormidad de actividades en el mapa, evitando la repetición monótona, por lo que es imposible dejar de señalar a esta serie como un gran logro en una industria donde la realidad vende más.

NO ES GUAPO, ES GUAPÍSIMO.

Claro que ayuda el procesamiento de las nuevas consolas para que se vea mucho mejor, no se puede negar que es un aspecto a notar desde el principio, pero no confundir con un pretexto para comprar el juego. El pretexto reside en divertirse mucho más que con otros shooters del mercado, o en si tenían miedo de adquirir la PlayStation 4 o Xbox One por no tener este juego, ya no pueden detenerse.

2K Games hizo un gran esfuerzo en traernos una remasterización que fue más allá de sólo verse bonito, de tener mejor resolución o sonido envolvente aquí y allá, nos regala detalles como el modo local para cuatro jugadores y jalar todo el avance de la anterior versión, para establecerse como uno de los mejores FPS que su bolsillo pueda pagar. ¿Quieren pelear solos? ¿Con un amigo? ¿2? ¿3? ¿En línea? Se puede. Ahora lo que sigue es comprar un proyector para ver en tamaño gigantesco, una de las mejores experiencias para echar disparos de este 2015, y que perdurará hasta que 2K Games haga otro Borderlands. En pocas palabras, es una colección redonda.

Aquí se acaba la reseña, ya no hay más para leer, si siguen leyendo nomás están perdiendo el tiempo de ir a comprar Borderlands: The Handsome Collection.

Y siguen leyendo.